Tejerina: Los derechos se cambian pero las ayudas prácticamente se mantendrán

0
0

   Los derechos de cobro de estas ayudas se convertirán en un pago base, al que se sumarán otros como el destinado a medio ambiente o a los jóvenes, y está pendiente de decidir si también lo habrá, y en qué medida, para zonas desfavorecidas y por pagos acoplados.

    Esta "nueva asignación" de pagos dependerá del reparto por regiones que se establezca para cumplir los objetivos de convergencia, es decir, de igualación de las ayudas entre zonas y beneficiarios, que se tiene que llevar a cabo hasta 2019.

    "Aunque el régimen haya cambiado, los importes no serán sustancialmente diferentes y serán muy próximos a como están actualmente", ha asegurado la secretaria general.

Se tendrá en cuenta los cultivos que antes no tenían derecho


    Estos nuevos pagos se calcularán en función de los derechos de 2011, aunque se tendrán en cuenta también cultivos sin derechos, como el viñedo o las hortalizas.

    García Tejerina ha recordado que los pagos desacoplados, es decir, que no dependen de la producción, obligan a mantener la explotación en condiciones de producir.

    Por ello, la nueva PAC hace incidencia en mantener una actividad mínima, que España tratará de elevar en lo posible cuando se concrete en una normativa el acuerdo político alcanzado ayer en Bruselas.

    La secretaria general ha afirmado que la gran mayoría de beneficiarios cumplirán en España las exigencias de medio ambiente, pero para cobrar ayudas, será necesario mantener actividad y no se podrá, por ejemplo, activar derechos de tabaco con pastos sin tener ganado.

   Asimismo, ha declarado que la nueva definición de agricultor activo, que deberá concretar también cada Estado, "elimina aquellos que no son profesionales del campo", pero en España apenas se cobran ayudas por aeropuertos o campos de golf.

    La responsable del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha manifestado además que en España "serán mínimas" las explotaciones afectadas por el tope de ayudas, ya que ese máximo se reduce por criterios como el empleo que generan.

No se fraccionará el mercado a nivel autonómico


    Isabel García Tejerina ha recalcado también que la aplicación de la nueva PAC para el periodo 2014-202 en España será "nacional", ya que "fraccionar mercados" por comunidades autónomas "resta competitividad", por lo que todos los profesionales del campo del país "tendrán las mismas reglas del juego".

    Asimismo, ha recordado que la convergencia en las ayudas excluye a quienes cobran menos de 1.250 euros, que en Castilla y León son 21.195 beneficiarios, alrededor de una cuarta parte del total.

    El 99 por ciento de los beneficiarios no perderán más un 30 por ciento de las ayudas, ha indicado Tejerina, quien ha destacado que la nueva PAC "da viabilidad, estabilidad y continuidad a todos los sectores" agrarios.