Tejerina pedirá calma ante el veto ruso a un sector que piensa en cómo recuperar lo perdido

0
8

      La ministra ha explicado este fin de semana que los principales productos afectados son especialmente las frutas y hortalizas, seguidos de la carne de porcino, “cuyo mercado ya estaba cerrado por problemas sanitarios de peste porcina en el norte de Europa”, los lácteos y el vacuno.

     Asimimso, ha matizado que, si bien el cierre es importante para los operadores que se han visto afectados, “en términos absolutos las restricciones del mercado ruso suponen un 1,8% del total de las exportaciones españolas de esas producciones a todo el mundo”.

Los fondos de reserva de la PAC son la primera alternativa

       Ante posibles perturbaciones en los mercados, García Tejerina, que desde el principio ha mantenido contactos permanentes con la Comisión, ha señalado que “se pedirían medidas a la Unión Europea, adicionales a las que pudiéramos poner en marcha por nuestra parte”. En este sentido ha recordado que la última reforma de la PAC, contempla una reserva de crisis para atender a situaciones puntuales de los sectores, “que se podrán utilizar para estos casos”.

      Esto se haría, ha indicado la Ministra, en el ámbito de la Unión Europea, analizando como evolucionan no sólo nuestras exportaciones, sino el conjunto del mercado comunitario, tomando en cuenta que si a España las restricciones le afectan en menos de un 2%, hay otros países a los que repercute en más de un 40%.

      Paralelamente, ha indicado la Ministra, “seguiremos trabajando en la búsqueda y apertura de nuevos mercados para nuestros productos”. En este sentido ha incidido en la importancia que da el Ministerio a la internacionalización de los sectores “un aspecto prioritario para el Departamento, que viene impulsando desde el principio la diversificación de los mercados”, ha subrayado García Tejerina.

ASAJA Aragón quiere que se retire pagando los cultivos afectados

       Pero a su posicionamiento más político, la realiad que se va a encontrar es que todos los afectados ya están reclamando el cobro de los productos que van a perder pra dar luego paso a la búsqueda de otros mercados de cara al futuro.

     Así, como primer ejemplo, desde ASAJA Aragón se señala que el cierre del mercado ruso ha traído afecciones inmediatas y directas para las explotaciones fruteras aragonesas, "que están viendo cómo no se recoge su producción. La situación se está transformando en dramática, con una honda preocupación entre los productores que observan cómo se hunde una campaña que ya empezó con problemas".

      En palabras de Fernando Luna, portavoz de Asaja Aragón, "los fruticultores están siendo los primeros en sufrir las consecuencias del cierre del mercado ruso, pero creemos que habrá más sectores afectados. En todo caso se deben buscar soluciones a corto plazo, que salven esta campaña de fruta, pero también a largo plazo, que no conviertan estas crisis en estructurales".

     Continúa Luna "se trata de un asunto de Estado lo que implica la intervención de las más altas autoridades del mismo para encontrar un camino de salida, llevando el problema a Bruselas para que la Unión Europea presione en favor de sus fruticultores"

      Finaliza Luna señalando que "la solución a corto plazo pasa por retirada de la producción sobrante del mercado, evitando un desplome de precios al productor, y dando tranquilidad al mismo. La solución a largo plazo es buscar nuevos mercados a nuestra producción, y es aquí donde el Estado debe ayudarnos con fuerza, no olvidemos que esta crisis de mercado se debe a un asunto político, por lo que se nos debe ayudar con las mismas armas".

Advierten que el peligro es que otros países ocupen el mercado que se va a dejar

       De igual forma, la organización profesional agraria ASAJA Murcia ha señalado  que el veto ruso a las frutas y hortalizas de España supone una oportunidad de negocio para países competidores como Marruecos, que pretenden consolidar su posición comerciales en Rusia. Además, el rey alauita viajará a Moscú en otoño en plena crisis de las importaciones.

       Para el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, “esta crisis es muy dañina para el conjunto del sector, y somos conscientes de que Marruecos va a aprovechar este hecho para integrarse en el mercado ruso, y desplazar nuestras producciones hortofrutícolas de este mercado”.

      El titular de ASAJA Murcia ha puntualizado también que “confiamos en que se aprueben ayudas urgente a la mayor brevedad por parte de la Unión Europea, que asumen un coste de 5.252 millones de euros por esta crisis. Sin embargo, hasta la fecha solamente se han convocado reuniones y asegurar una respuesta rápida para apoyar a los sectores afectados”.

        Según apunta Gálvez Caravaca, “hay que desbloquear este mercado lo antes posible, pues corremos el riesgo de que nos desplacen del mismo los países competidores como son Marruecos o Egipto”.