La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha manifestado este martes 10 en el Senado que “si este otoño no llueve y la sequía se agrava será necesario reducir las dotaciones de agua de los riegos para garantizar el abastecimiento humano”.

No obstante, ha apuntado que “los abastecimientos a la población están atendidos y se pueden garantizar hasta final de año”, si bien en estos momentos “y cada vez más que nunca, cada gota cuenta”. Cabe recordar que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Antonio Ramón Guinea, ha alertado este mismo martes 10 de la situación de los embalses de la cuenca por la sequía, que causará restricciones en el regadío de otoño, y ha pedido “prudencia” en el consumo de agua.

García Tejerina ha comparecido ante el Pleno de la Cámara Alta para responder a una interpelación del PSOE sobre las medidas para paliar los efectos de la sequía en la agricultura.

Defiende que desde 2015 se han puesto en marcha mas de 28 medidas de emergencia en las cuencas del Júcar y del Segura

La ministra ha recordado que las reserva hidráulica peninsular están en un 33 %, por debajo de la media de los últimos cinco y diez años, y que en el último año hidrológico (2016-2017) el déficit de precipitaciones se ha situado en un 14% sobre el valor normal de este período.

La sequía agronómica, ha añadido, ha afectado de una forma acentuada al noroeste y centro peninsular, autonomías como Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha, La Rioja y el centro y sur de Aragón.

La ministra ha repasado las medidas emprendidas por el Gobierno para minimizar los impactos ante situaciones de sequía, que son “recurrentes” en el país, tanto en el ámbito de inversiones hidráulicas como de ayudas a los agricultores.

Entre ellas, ha citado las declaraciones de “sequía” en las cuenca del Duero, Júcar y Segura, con las consiguientes actuaciones excepcionales de emergencia y para movilizar agua.

Ha incidido en que desde 2015 se han puesto en marcha mas de 28 medidas de emergencia en las cuencas del Júcar y del Segura, por valor de 83 millones de euros.

También ha aludido a las exenciones a las tarifas y cánones vinculados a recursos hídricos en estas tres cuentas, así como la “moratoria” a las cotizaciones a la Seguridad Social para los agricultores, en todo el territorio.

La ministra insiste en la validez de los seguros agrarios y las medidas de ayudas a los afectados

La ministra ha insistido en la apuesta del Gobierno por el seguro agrario y ha situado en 224 millones de euros las cifras de indemnizaciones en el sector de cereales y en 35 millones las pagadas por pérdidas en los pastos.

El sector agrario ha recibido 470 millones en indemnizaciones por seguros en 2016, según Tejerina.

También se ha referido al impulso de ayudas para la subvención de avales para préstamos en explotaciones perjudicadas por la falta de lluvias, por valor de 200 millones, así como el anticipo de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC).

Por su parte, la portavoz de Agricultura del PSOE en el Senado, Elena Víboras, ha pedido al Gobierno que “no se esconda” tras la sequía, “tome soluciones” y “busque respuestas reales con ayudas directas” para paliar sus efectos en los productores.

Víboras, que ha anunciado que su grupo parlamentario presentará una moción sobre este “grave problema”, ha remarcado que “no valen los manidos seguros agrarios ni los avales para créditos”, sino que es necesario abordar el problema “de forma integral”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here