Temor agrario ante la posibilidad de introducir el lince en la Sierra Norte de Sevilla

0
87

    En la misma, ser ecuerda que la nevada de finales de febrero de 2013 provocó la devastación y degradación de gran parte del monte y la dehesa de una decena de municipios del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. Mil explotaciones de los municipios de Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, El Pedroso, El Real de la Jara, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, Puebla de los Infantes y San Nicolás del Puerto se vieron afectadas. Los Servicios Técnicos de ASAJA-Sevilla determinaron que en 92.884 hectáreas de esta Reserva Mundial de la Biosfera se perdieron más de 1,3 millones de encinas y alcornoques y 1 millón de olivos.

    LEsto provocó que la cantidad de restos de leña y la falta de recursos económicos y materiales de los propietarios, que han tenido que asumir con sus propios medios los trabajos forestales, han imposibilitado la limpieza plena de la zona, donde aún queda por retirar más del 50% del material vegetal que derribó la nieve.

   Si a esto le sumamos la escasez de conejos ante las consecuencias devastadoras de la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica, la superpoblación de depredadores, que compiten por las mismas presas de las que se alimenta el lince, "la estructura de propiedad de la tierra, con explotaciones medianas que no superan de media las 300 hectáreas y tienen una clara vocación ganadera, agrícola y forestal, y la alta tasa de actividad humana en la comarca, nos encontramos que un panorama nada alentador para la introducción del lince" insiste ASAJA Sevilla. 

Pedirán un plan previo de limpieza y regeneración forestal antes de aceptarlo

    Por todo ello, y si finalmente en la Junta Rectora del Parque Natural se confirma la veracidad de estas noticias, ASAJA-Sevilla exigirá la puesta en marcha de un plan previo, dotado de ayudas públicas, que por un lado contemple la limpieza y la regeneración forestal de toda la superficie afectada por la nevada y por otro la reintroducción del conejo, especie fitófaga que pese a constituir prácticamente una plaga en otras comarcas como la campiña de Sevilla tiene una presencia muy escasa en la Sierra Norte, en cuyos cotos se ha intentado reintroducir en los últimos años sin mucho éxito.

   Asimismo, los responsables de ASAJA-Sevilla pedirán que se revalide el acuerdo aprobado en la Junta Rectora del Parque Natural celebrada el 15 de abril de 2013 por el que desde este órgano se respaldaba el Plan de Regeneración Forestal que ASAJA-Sevilla había presentado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Un Plan que, aunque fue muy bien acogido por el anterior consejero, Luis Planas, “duerme el sueño de los justos en algún cajón de la Consejería, a pesar de que su ejecución es capital para la buena salud medioambiental y económica de un espacio tan singular como el Parque Natural de la Sierra Norte, Reserva Mundial de la Biosfera", recuerda la organización..

   Por último, desde ASAJA-Sevilla se lamenta el “oscurantismo” con el que han llevado esta iniciativa los responsables de la Consejería de Medio Ambiente, "dado que no se ha tenido ninguna constancia oficial de la misma, salvo por alguna filtración a los medios de comunicación. De hecho, recientemente ASAJA ha participado en sendas reuniones del Comité Andaluz de Flora y Fauna Silvestre y del Consejo Provincial de Medio Ambiente y de la Biodiversidad en las que no se abordó este asunto".

   Tan sólo se ha celebrado una reunión sin que se haya convocado a ella a las organizaciones agrarias, que tuvo lugar en Alanís el pasado 12 de febrero, convocada por representantes de la dirección general del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente y a la que asistieron numerosos agricultores, ganaderos, cazadores y ciudadanos de Alanís. "En este encuentro quedó patente el rechazo absoluto de los vecinos a esta iniciativa por su falta de concreción y ante el temor a las nuevas limitaciones e imposiciones que se deriven de ella".

   De hecho, a raíz de esta reunión, los habitantes de la comarca y diversos colectivos están recogiendo firmas para mostrar su desacuerdo con esta iniciativa, que no reporta ninguna ventaja y sí muchos inconvenientes.