Montes de Socios (Asociación Forestal de Soria), ha finalizado la ejecución del Primer Cinturón Contra El Fuego en el Parque Natural del Cañón del Río Lobos, gracias a la colaboración de la Diputación Provincial de Soria, Caja Rural de Soria, Maderas Hijos de Tomás Martín, Asociación Junta Gestora Montes de Ucero, y donantes particulares.
El proyecto “incendiosZero” nace del convencimiento de la importancia que tiene la
prevención de los incendios para evitar el perjuicio presente y futuro que supone el
fuego, revirtiendo su dinámica a través de acciones que generen un triple impacto
positivo: ecológico, económico y social.

El objetivo es luchar contra los incendios forestales de España desde la prevención,
con Cinturones Contra El Fuego, y mediante la colaboración de la sociedad
(entidades, empresas y ciudadanos), haciéndola partícipe y sensibilizándola sobre la
importancia que tiene proteger y preservar los bosques por todos los beneficios que nos aportan, necesarios para nuestra existencia y disfrute (oxígeno, absorción de las
emisiones CO2, agua, paisajes, aprovechamientos, etc.).

Los Cinturones Contra El Fuego son “barreras naturales” para proteger del fuego a los
árboles que hay a cada lado de un camino

Es la primera vez que se aborda un proyecto así, haciendo partícipe a toda la
sociedad (empresas, organizaciones, administración y ciudadanos) pidiendo su
colaboración para poder ejecutarlo. Es una llamada a la acción para que ciudadanos y
organizaciones empiecen a comprender que la conservación y mantenimiento de los
montes, de los que nos beneficiamos, es responsabilidad de todos.
Primer Cinturón Contra el Fuego ejecutado

Los Cinturones Contra El Fuego son “barreras naturales” para proteger del fuego a los
árboles que hay a cada lado de un camino, evitando que prendan (eliminando el
combustible vegetal del suelo que arde muy fácilmente y sube por las ramas), que el
fuego llegue a las copas de los árboles, y salte de una copa a otra, propagando el
incendio hacia el interior del bosque. Con estas actuaciones preventivas se optimizan los esfuerzos, y proporciona accesibilidad a los medios de extinción para que puedan trabajar con mayor rapidez y eficacia.

Este “Primer Cinturón Contra El Fuego”, situado en los montes de Ucero, con una
longitud aproximada de 1,6 km por 100m de ancho (50m a cada lado del camino), busca
salvaguardar unos 160.000 árboles, evitando que 125.000 toneladas de CO2 retenidas
en ellos vuelvan a contaminar el aire, y obtener unas 200 toneladas de energía
renovable, generando empleo rural.

El mantenimiento posterior de esta actuación preventiva se realizará como
tradicionalmente se hacía, con el pastoreo de rebaños de ovejas y cabras (controlando
el rebrote de la vegetación invasora), manteniendo así siempre “a punto” el cinturón, y
haciendo que esta actuación sea sostenible.

Los Cinturones Contra El Fuego, además de generar un impacto medioambiental
positivo, tienen un importante retorno económico y social al generar empleo en las
zonas rurales. Tanto los trabajos de prevención como el posterior mantenimiento a
través del pastoreo se llevan a cabo por personas del ámbito local, en ocasiones en
riesgo de exclusión social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here