Ternera Asturiana multiplica por 6 la venta de carne “eco” desde sus inicios

0
220

   Del total de la producción de la IGP Ternera Asturiana, la ecológica sólo supone en torno al 6 %, si bien en sus inicios apenas superaba el 1%, según sus datos.

    Según De Diego, la producción ecológica dentro de la IGP "está siendo una alternativa interesante", lo que prueba las cifras: si en los inicios la media mensual de venta de producto certificado rondaba los 4.200 kilos, en el primer cuatrimestre de este año ronda ya los 27.300 kilos.

    Además, en consonancia con el comportamiento del mercado ecológico y los nuevos hábitos y demandas de los consumidores, este mercado tiene potencial de crecimiento, porque "aún no está estabilizado y tiene bastantes fluctuaciones", aunque con unos resultados anuales siempre al alza.

    Las ventas de carne ecológica de la IGP Ternera Asturiana subieron el 19,4% en 2012 respecto al año anterior, cuando se certificaron 262.160 kilos frente a los 313.071 del pasado año, pero creció casi un 35 % en comparación con los 231.803 kilos de 2011.

    De Diego ha resaltado el valor añadido que genera la producción "eco", ya que a las exigencias de producción biológica se suman las propias de la IGP referentes a raza (ternera asturiana del valle y ternera asturiana de montaña), alimentación o edad de sacrificio.

    En este sentido, ha precisado que, en sí, las diferencias entre convencional y ecológico "son escasas", ya que se trata de ganadería en extensivo y cuya alimentación se adapta a las normas tradicionales de manejo en Asturias, basada en el aprovechamiento de los recursos naturales.

    Ha señalado que, "lógicamente", el forraje para la carne eco debe ser también biológico, pero que, por lo demás, las formas de producción son muy similares.

Este tipo de producción ha tenido una incidencia positiva


    Además, la inclusión de este tipo de producción ha tenido una incidencia positiva en la raza asturiana de montaña frente a la asturiana del valle, ya que esta última cuenta "con una conformación carnicera mayor" y mayor aprovechamiento cárnico.

    No obstante, la asturiana de montaña es un "tipo de ganado que se adapta mejor a la orografía de la zona de los Picos de Europa", donde se concentra una gran parte de la producción biológica.

    En la IGP están inscritas actualmente en torno a 180 explotaciones ganaderas ecológicas, que cuentan con un censo de casi 5.000 vacas y unos 4.800 terneros.

    En el primer cuatrimestre se han certificado 109.196 kilos, el 14,2% más frente al mismo periodo de 2012, y el 49,9% más en comparación con igual cuatrimestre de 2011.