'Tío Pepe', el emblema de una ciudad, ya tiene su propia plaza y monumento en su Jerez natal

0
19

      El monumento, una escultura de acero inoxidable de diez metros de altura, fue elegido por más de 6.000 usuarios a través de internet y las redes sociales de entre cuatro proyectos similares en una reñida votación. En ella tomaron parte personas de Jerez, Madrid, Barcelona y Sevilla, a los que se unieron votos emitidos mediante ordenadores, tablets y smartphones de residentes en el Reino Unido, Irlanda, Francia y Estados Unidos, un ejemplo más de la trascendencia de este icono bodeguero.

      En un acto muy colorido, Mauricio González-Gordon, el primero en intervenir, agradeció a la alcaldesa la propuesta que llegó "en un momento difícil, ya que fue cuando nos quitaron el luminoso de la Puerta del Sol". El presidente de la multinacional bodeguera recordó que esta escultura es el colofón a un homenaje que se inició en 2012 "con la inauguración de la Avenida Tío Pepe".

    Al referirse a la escultura en sí, felicitó a Chiqui Díaz, su autor, "porque ha respetado la esencia del Tío Pepe y le ha dado un toque de modernidad". Por último, dio las gracias "a todos los jerezanos" y en especial al artista sevillano "porque ha conseguido ceñirse a los tiempos que nos habíamos marcado. Queríamos que estuviese para la Vuelta y así ha sido", concluyó.

   Chiqui Díaz, por su parte, reconoció sentirse "orgulloso de representar una obra como la botella de Tío Pepe, que es un icono en el mundo, y además en una ciudad como es Jerez".

    En relación al trabajo en sí admitió que ha sido "un proceso duro y a la vez placentero", mandó un generoso reconocimiento "a todo mi grupo de colaboradores" y se acordó de su padre "porque he utilizado las técnicas de acero que desarrolló él".

    Para finalizar, reiteró su agradecimiento "a los votantes, al Ayuntamiento, y a la familia González Byass, que desde el principio ha creído en mí y ha respetado el primer boceto que se planteó". Asimismo, tuvo unas palabras para el desaparecido Mauricio González-Gordon y Díez, "me hubiera gustado que viese el resultado".

Un reconocimiento a un emblema pero sobre todo a una bodega

    El capítulo de intervenciones concluyó con las palabras de la alcaldesa María José García-Pelayo quien aseguró que "la familia González Byass se ha convertido en un ejemplo de generosidad hasta sus últimas consecuencias con la ciudad de Jerez". Por eso mismo, "entendíamos que merecía esta avenida y esta rotonda".

     La primera edil significó que González Byass "es una empresa grande y con corazón, una empresa que no solamente está para ganar más o menos dependiendo de la situación económica, sino también para devolver lo que gana a la ciudad en la que está, en este caso a Jerez. Por todo eso quiero daros las gracias, y que esta botella, uno de los embajadores de Jerez en el mundo, esté para siempre en esta avenida dando la bienvenida a los que vengan".

    Finalmente, García-Pelayo dio la enhorabuena a Chiqui Díaz "porque su enorme sensibilidad, Tío Pepe sigue siendo el mismo de siempre pero con un toque más actual del que todos nos alegramos".