Todo el sector aplaude la Norma del Ibérico, pero exige que sea rigurosa y cree avances

0
5

    Los productores han destacado hlos avances que introduce la nueva norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos en aspectos como las denominaciones de venta, la trazabilidad, los controles y la mejora de la información.

   Según han destacado, la norma incorpora novedades que garantizan que todos los jamones y paletas que llegan al consumidor pertenecen realmente a la categoría de producto que aparece en su etiqueta, quedando estas reducidas a tres -bellota, cebo de campo y cebo-.

ASAJA destaca los precintos y que logra un "difícil equilibrio"

   La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) ha apuntado en un comunicado que la nueva norma refuerza la trazabilidad en la industria, con un sistema de precintos que se colocarán en el matadero y serán de un color para cada calidad (negro para jamón de bellota 100 % ibérico; rojo para jamón de bellota ibérico; verde para jamón de cebo de campo ibérico y blanco para cebo ibérico).

   El texto "logra un difícil equilibrio" entre las producciones, "que ha costado casi dos años de negociación" entre el sector y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que, a su juicio, "recoge las principales demandas de los distintos sectores, tipos de producción y regiones productoras de ibérico".

   Según ASAJA, las novedades van orientadas a mejorar la calidad, los controles y la información al consumidor, con una carga ganadera menor en montanera y etiquetas donde la alimentación irá colocada antes que la raza (100 % ibérico o ibérico): "Este esfuerzo adicional deberá ir acompañado de una mejora en el precio al ganadero, que compense el incremento de los costes que supondrá".

Es una norma que "viene a mejorar lo anterior", según COAG

   Por su parte, el responsable del sector porcino ibérico de Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG), Enrique Acción, ha coincidido en valorar que la norma "viene a mejorar lo que había anteriormente", sobre todo en los aspectos que se refieren al etiquetado y la disminución de categorías comerciales.

   "Lo más importante para nosotros es que el primer apellido (para la denominación comercial) se refiera al sistema de producción, lo que es positivo, así como la indicación del porcentaje de ibérico del animal", ha precisado Acción.

   A su juicio, el consumidor tendrá mejor información para escoger el producto y evitar fraudes, gracias a los nuevos precintos por colores que la norma prevé para diferenciar las categorías.

Aunque "llega tarde", UPA cree que debe acabar con "la guerra del ibérico"

    El responsable de porcino ibérico de UPA, Antonio Prieto, ha lamentado el retraso en la aprobación de la norma, pero ha incidido en que "tiene que servir para mejorar la información al consumidor, mejorar la dehesa y la raza, y valorizar la raza ibérica y un producto de excelente calidad".

   Prieto ha recordado que se refuerzan los controles desde que nace al animal hasta que el consumidor adquiere los productos, lo que abunda en mayor transparencia, trazabilidad y calidad, se clarifican las denominaciones de venta y se prohíben los logos y distintivos que puedan confundir al consumidor, como las fotos con dehesas para productos obtenidos de sistemas ajenos a este ecosistema.

   En este contexto, han confiado en que la norma acabe con "la guerra del ibérico" entre las diferentes producciones y calidades, y ha abogado por que tanto ganaderos como elaboradores y distribuidores "trabajemos conjuntamente para fortalecer a unos alimentos de alta calidad".

Recoge mejoras significativas, según la Interprofesional (Asici)

   La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) ha valorado la nueva norma porque incluye "mejoras significativas" en la trazabilidad del producto, en la información al consumidor y el control de las distintas calidades.

   En declaraciones a Efeagro, el director gerente de Asici, Andrés Paredes, ha detallado que los mataderos ya disponen de los precintos de diferentes colores que colocarán desde el lunes a cada jamón y paleta ibérica en función de su calidad, tal y como dispone la norma. El precinto deberá mantenerse en la pieza hasta el punto de venta o en los restaurantes donde vayan a ser consumidos.

   Según Paredes, Asici ha enviado a los mataderos una primera partida de 1,2 millones de bridas de todas las categorías, cuyo coste asume en un primer momento el propio matadero, y que luego repercutirá a la industria que le compre las piezas ibéricas.

   Con esta nueva norma, Paredes considera que se revalorizará "tanto el animal como el producto" ibérico en el mercado. El "objetivo final" es que "todos los operadores se beneficien de la transparencia y dejar así fuera a los operadores que no lo han hecho como debían", ha señalado.

   La Interprofesional ha remarcado que la nueva normativa permitirá diferenciar "a la gran mayoría de los operadores, que elaboran sus productos aportando tradición y profesionalidad" y se devolverá a los productos de cerdo ibérico "al lugar que le corresponde en la cumbre de la gastronomía española".

Criadores la ven útil si hay un control riguroso

    La Asociación de Criadores de Porcino Ibérico de Castilla y León (Asacriber) considera que la norma "será de gran utilidad, si hay un control riguroso".

   Asacriber, con sede en la provincia de Salamanca, entiende que la norma debe servir para que el consumidor tenga mayor información de lo que compra y para que la trazabilidad del producto del porcino ibérico sea real.

   Esta entidad, que engloba a productores de ibérico, ha recordado que con la norma pasada, aprobada en 2007, la mayoría de los controles recaían en el sector ganadero.

   Por su parte, esta entidad espera que con la norma aprobada hoy el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente permita que Asacriber pueda llevar la gestión del Libro Genealógico.

Jamón de Huelva cree que llega tarde

    La Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Huelva ha mostrado su satisfacción por un texto "necesario" que, sin embargo, considera "llega con retraso pues ya no es útil para esta campaña".

   En declaraciones a Efe, el presidente del Consejo Regulador de la DOP, Guillermo García-Palacios, ha indicado que el hecho de que se apruebe una norma de calidad es "una alegría" pero "ya para esta campaña no vale, por tanto se ha producido un retraso de algo más de un año en lo que a control de producción se refiere".

   Asimismo, ha indicado que desde la DOP estarán "muy pendientes" de cómo han quedado los períodos transitorios que permiten para adecuar las piezas a esta nuevo documento. García-Palacios ha expresado su confianza en que la norma venga acompañada de "los controles necesarios en caso de incumplimiento, así como de las sanciones pertinentes".

Aeceriber ve un "antes y un después muy necesario"

    La nueva norma de calidad del ibérico marca un "antes y un después" para la diferenciación de las producciones de alta calidad y "es muy necesaria" para el sector, según los criadores de cerdo integrados en Aeceriber, que representa más del 60% de la producción ibérica.

    La secretaria técnica de la Asociación Española de Criadores del Cerdo Ibérico (Aeceriber), Elena Diéguez, ha asegurado a Efeagro que ven la nueva normativa "con mucha esperanza" porque "ha simplificado y clarificado" el etiquetado de las piezas ibéricas.

    Diéguez cree que "puede ser el inicio de una norma casi definitiva" a espera de "pequeñas matizaciones" en el futuro porque "las circunstancias sectoriales también cambian".

   El sector productor y transformador tiene, a su juicio, "un protagonismo claro" en el desarrollo de aspectos como el control o la trazabilidad de las producciones. El texto aprobado por el Gobierno tiene una "orientación muy especial" hacia las producciones de calidad "y no ampara tanto las grandes producciones" de productos cárnicos del porcino, ha señalado.