Tovar (PSRM) exige a Cerdá que sea inflexible en negociación PAC con Magrama

0
23

EFE.- A su juicio, es necesario que no se ceda ni un ápice en los reglamentos que regulan el mercado con países terceros, "algo que tienen que exigirle al ministro de Agricultura", agregó.

   El líder socialista mostró, no obstante, su apoyo al Gobierno regional en esa negociación en beneficio de los agricultores murcianos, "para que consiga que nuestra agricultura quede en las mejores condiciones posibles".

   Una actitud que -recordó- contrasta con la que mantuvo el PP cuando al anterior Gobierno socialista le tocó negociar, pues "nos llegaron a acusar de la muerte de la agricultura, y ahora el propio Cañete dice que ojalá los niveles de este acuerdo se sitúen en los de aquel".

   "También apoyaremos al Gobierno regional para que negocie fuerte y duro para que la agricultura regional no vea mermados sus ingresos y su situación de privilegio cuando, una vez superado el acuerdo europeo, llegue la fase de la negociación con el Ministerio, porque el sector agroalimentario es un pilar básico y una fuente de oxígeno en nuestra Comunidad", añadió.

   Por su parte, el diputado regional socialista Manuel Soler puso de manifiesto que los beneficiarios de la PAC recibirán, según este preacuerdo, menos dinero, "y existen productores que perderán hasta el 30 % de las ayudas que venían recibiendo".

   En su opinión, "hemos perdido la oportunidad de conseguir una PAC que potencie la agricultura profesional, y que una parte de los fondos vayan destinados a la generación de empleo".

   Así, explicó que el presupuesto se reduce un 13 % en relación al periodo 2007-2013, que la aplicación del principio de disciplina financiera produce un recorte en las ayudas para 2013 del 5 %, y un 6 % para el 2014, "contra lo que ha estado defendiendo el Ministro de Agricultura español".

   Y subrayó que un agricultor español seguirá recibiendo un 69 % menos de ayudas de la PAC que un alemán, un británico o un francés, por lo que "se ha perdido una oportunidad para ir reduciendo esa distancia en cuanto a las percepciones.

   Por otro lado, se establece un nuevo sistema de pagos que favorece a los que más hectáreas tienen y no a los que más producen, además de que ha desaparecido la propuesta de la Comisión de poner un tope de ayuda por explotación de 300.000 euros para los grandes perceptores, "por lo que las grandes explotaciones, las de los terratenientes, seguirán recibiendo grandes sumas", explicó.

   Soler señaló que en España se benefician de las ayudas de la PAC casi un millón de perceptores, mientras los profesionales que cotizan a la seguridad social son 350.000. "Con la nueva reforma continuará sucediendo este disparate", afirmó.

   Finalmente, el diputado socialista subrayó que la nueva PAC se centra fundamentalmente en las ayudas y se desmantelan los mecanismos de regulación de los mercados, lo que deja a los productores indefensos ante la presión de los grandes operadores.

   "Esto supondrá una caída en los precios y, como consecuencia, en la renta de los agricultores", aseveró.