Si ya es difícil a veces poder hacer un buen negocio en la ganadería, la cosa se complica más cuando por un despiste no sólo está a punto de perder todo el dinero, sino que provocas un caos circulatorio. Y es que un tratante de ganado se olvidó 10.000 euros en billetes de 50 encima del coche y cuando arrancó salieron volando, provocando que todos los conductores que pasaban en ese momento por el lugar aparcaran sus vehículos para recoger el dinero que volaba por la zona.

Los hechos han ocurrido en Ames (a Coruña). Según fuentes de la Guardia Civil, acababa de dejar a los hijos en el colegio y andaba apurado, por lo que olvidó que había dejado el dinero sobre el coche, por lo que los billetes salieron despedidos desde el techo, y cuando el propietario se dio cuenta del desastre y logró regresar, la gente cosechaba como podía el papel moneda y salía corriendo. Solo le quedó la opción de pedir auxilio al servicio de Emergencias, el 112, que alertó al cuartel de la Guardia Civil.

Se han recuperado 6.500 euros, de los cuales 1.750 los escondía la conductora de un autobús… ¡bajo el embrague!

Los hechos ocurrieron a la vista de muchas personas, en la travesía que cruza de punta a punta la localidad de Bertamiráns, un pueblo residencial con un núcleo muy concentrado en el que viven 6.400 vecinos. Había, por tanto, abundantes testigos de aquella escena de gente apresando el maná. Pero el dinero no había caído del cielo, y este viernes por la tarde la Guardia Civil del puesto de Milladoiro (Ames), ha empezado a revisar las grabaciones de varias cámaras de seguridad para localizar hasta al último supuesto culpable de un delito de apropiación indebida.

La primera en caer, este mismo jueves y no por las cámaras, sino por los testimonios de varios vecinos que la identificaron, fue la conductora de un autobús que había logrado hacerse con 1.750 euros y que ahora figura como investigada. Cuando fue interceptada por los agentes, en un principio negó, hasta que el dinero fue localizado oculto… ¡bajo el embrague!.

Como consecuencia, por temor o por remordimientos, al enterarse de que podrían estar incurriendo en un delito, según el instituto armado otras personas han acudido a devolver los puñados de billetes que se habían llevado a casa En total, según la portavoz oficial de la Guardia Civil en la provincia, de momento el tratante despistado ha recuperado 6.150 euros.

(Foto pequeña: eldiario.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here