Trefinos se suma al compromiso de proteger los alcornocales fabricando tapones de corcho FSC

0
30

WWF.-Trefinos, la mayor empresa española fabricante de tapones de corcho para cava y champagne, acaba de adherirse a la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF. Así, de la mano de WWF España, la empresa se une a esta iniciativa para promover la gestión responsable de los alcornocales. Actualmente, Trefinos forma parte de la red que engloba red seis de las mayores industrias de corcho a escala mundial. Esto supone que más de un tercio del corcho comercializado a escala mundial obedece ya a una política de compra que apuesta por la garantía FSC.

Trefinos, la mayor empresa en nuestro país productora de tapones para la industria del champagne y del cava, acaba de unirse a la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF. Esta alianza, compuesta por una veintena de empresas españolas y portuguesas, tiene como objetivo conjugar economía rural y ecología a través del consumo responsable y preferente de productos forestales. Con esta iniciativa, la compañía se compromete a incrementar, de forma progresiva, los volúmenes de corcho certificado por el sistema FSC usado en su proceso de producción.

En la actualidad, forman parte de la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF seis de las mayores industrias de corcho a escala mundial, entre las que ahora se encuentra Trefinos. Cabe recordar que estas empresas representan un volumen total de compras que supera los 500 millones de euros y en 2010 el 6 por ciento de este valor correspondía a operaciones de corcho certificado FSC.

En la actualidad, existen más de 80.000 hectáreas de alcornocales certificadas FSC en la Península Ibérica, de las que unas 30.500 se encuentran en España. La previsión es que esta cifra aumente, ya que el reconocimiento de este sello en el mercado está llegando a los productores y actualmente en nuestro país hay al menos 14.000 hectáreas de alcornocales que han iniciado el proceso de certificación.

Por su parte, el sector de la distribución también encuentra en este sello un valor añadido y empresas de Reino Unido, como Sainsbury y The Co-operative, dan prioridad en sus propias marcas de vinos a aquellos que están tapados con corcho FSC. Además, una veintena de bodegas en España eligen esta certificación para sus caldos como garantía de que el corcho proviene de la gestión sostenible del bosque. Igualmente, muchos de los productos de corcho que Leroy Merlin comercializa en nuestro país, están certificados FSC.

Elena Domínguez, Coordinadora de la Red Ibérica de Comercio Forestal de WWF, sostiene: “Las señales que lanza el mercado muestran que la certificación FSC es hoy en día una gran oportunidad para el sector corchero. Este sello es además una herramienta muy potente para transmitir al consumidor el “buen hacer” de los productores en el monte, y las cualidades ambientales y sociales de un producto como el corcho”.

Según los representantes de Trefinos, “El compromiso de nuestra empresa con la sostenibilidad queda reflejado de una forma clara en la apuesta por el sello FSC. Este sello representa para el mercado la máxima garantía de que el corcho que usamos ha sido extraído de forma responsable y sin poner en peligro el futuro de nuestros bosques”.

La organización recuerda que los alcornocales, además de ser uno de los ecosistemas de mayor valor en términos de biodiversidad de Europa, suponen una fuente de ingresos muy importante en el medio rural. Sin embargo, a pesar de su importancia ambiental, económica y social, están amenazados por la ausencia de gestión de sus recursos y el declive del mercado del corcho favorecido por el uso de otros materiales sintéticos, como metales y plásticos.
WWF insta a bodegas, distribuidores de vino y a grandes cadenas comerciales, piezas clave para poner en valor en el mercado el esfuerzo de los productores responsables, a que apuesten por el corcho frente a productos sintéticos y den prioridad al certificado FSC.