Agentes de la Guardia Civil han detenido en Córdoba a tres personas, de 73, 51 y 26 años, como supuestos autores de un delito de robo de 21 corderos en una explotación ganadera de la zona norte de la provincia cordobesa.

El instituto armado ha explicado en una nota que las investigaciones se iniciaron el pasado febrero tras observar los agentes un vehículo ocupado por dos personas, en un camino de acceso a una explotación ganadera.

Al considerarlo sospechoso, los agentes lo trataron de interceptar y solicitaron la colaboración de más agentes hasta comprobar que los ocupantes del vehículo habían supuestamente cometido un robo de corderos en dicha explotación.

El avance de las gestiones permitió a los investigadores sospechar que los 21 corderos sustraídos pudieran ocultarse en una explotación ganadera ubicada en las inmediaciones de esta capital.

Una vez localizada e inspeccionada, en la que se encontraban el titular y dos familiares del mismo, localizaron en una de las instalaciones 21 corderos, cuya lícita procedencia no pudieron acreditar ninguna de estas tres personas, por lo que fueron intervenidos.

Tras comprobar que los corderos eran los mismos que habían sido sustraídos en el robo de la zona norte de la provincia, se procedió a la detención de lo tres sospechosos como supuestos autores de un delito de robo con fuerza.

 

Siete detenidos por robar 27.850 kilos de aguacates en fincas de la Axarquía

Por otro lado, siete hombres han sido detenidos por la Policía Nacional por su supuesta implicación en una veintena de robos en cortijos y explotaciones agrícolas de la comarca malagueña de la Axarquía en los que sustrajeron más de 27.850 kilos de aguacates.

Los detenidos, de entre 19 y 30 años y de nacionalidad española, actuaban desde 2017 y han causado más de 60.000 euros en pérdidas a los propietarios de las fincas, según ha informado este domingo la Policía en un comunicado.

La investigación se inició a raíz de la existencia de varias denuncias por el robo de aguacates y mangos en la Axarquía, hechos que ocurrían por la noche, aprovechando la ausencia de luz.

Los ladrones cortaban la valla perimetral de las fincas y, una vez dentro, sustraían principalmente aguacates y, en menor cuantía, mangos, productos a los que daban salida en corridas de frutas o directamente en fruterías.

Los agentes han detectado también a varias personas que, a cambio de una compensación económica de 50 a 200 euros, dejaban sus documentos de identidad para facilitar la comercialización de los frutos.

Los arrestados actuaban principalmente en la zona de El Trapiche, en Vélez-Málaga y alrededores y, en ocasiones, llegaron a sustraer maquinaria y herramienta de los cortijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here