Trias dice que Barcelona gastará lo que sea para que nadie pase hambre

0
9

EFE.- "Lo tenemos claro: nadie debe pasar hambre. Durante 2012 hemos destinado 10 millones de euros a cubrir necesidades de alimentación. Si tenemos que gastar más lo gastaremos", ha señalado el alcalde.

Xavier Trias ha considerado que sería "inadmisible no dar respuesta a las situaciones exclusión social" en una ciudad de éxito como es Barcelona, en la que se celebra un Congreso Mundial de Móviles al que acuden 70.000 personas.

Para el alcalde, el problema en Barcelona no es la falta de recursos sino cómo atender a las personas que no piden ayuda porque sienten "vergüenza" de su pobreza y, por ello, ha destacado la gran utilidad de las entidades sociales a la hora de detectarlas.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y la teniente de alcalde de Calidad de Vida, Maite Fandos, han hecho hoy balance de todas las actuaciones en materia de alimentación a la población en situación de vulnerabilidad de Barcelona en 2012.

Trias y Fandos han acudido a la rueda de prensa acompañados de los responsables del Banco de los Alimentos, Cáritas, Cruz Roja y las Hijas de la Caridad, en representación de todas las entidades del tercer sector social que junto con el Ayuntamiento garantizan diariamente la cobertura de las necesidades alimentarias de los pobres en Barcelona.

Todos han coincidido en que en Barcelona hay entidades y recursos suficientes para garantizar una alimentación correcta a las personas más vulnerables y que el principal problema social es la falta de puestos de trabajo que las lleva a estas situaciones límite.

Para el alcalde "hay que crear riqueza y repartirla bien" porque de lo contrario "siempre se deberá realizar una labor asistencial" por el "fracaso en la prevención".

Desde las entidades se ha expresado también la necesidad de que la ayuda sea planificada y los mecanismos de atención no "estigmaticen a las personas".

En este sentido, el alcalde ha asegurado que el Ayuntamiento no está molesto por el comedor espontáneo en que voluntarios reparten cenas a necesitados que hacen cola en la Rambla, pero ha insistido en que en Barcelona estas cosas se hacen buscando la colaboración de los servicios sociales del Ayuntamiento.

"No basta con una asistencia puntual, no se trata de dar una taza de caldo, sino poner a gente en contacto y conseguir que se reinserte", ha considerado Xavier Trias que ha señalado que si se realizan iniciativas como ésta en la Rambla lo que se consigue es que "hasta los turistas vayan a pedir una taza de caldo".

En sendas ruedas de prensa, los presidentes de los grupos municipales del PP y de ICV-EUiA, Alberto Fernández y Ricard Gomá, han expresado también su agradecimiento a los voluntarios que reparten alimentos en la Rambla y han coincidido con el alcalde en que existen lugares donde podrían atender adecuadamente a las personas necesitadas.