Uaga critica que la mayoría de los ganaderos tardará dos años en cobrar las ayudas de 2012

0
60

   Sin embargo, en esta ocasión, las ayudas cofinanciadas con fondos de la Unión Europea y del gobierno autonómico y estatal, se comenzarán a pagar a los destinatarios el próximo mes de marzo, pero será sólo la mitad de la cantidad global ya que el resto se hará efectivo en 2014.

    De esta forma, sólo algunos profesionales, en su mayoría agricultores, cobrarán las de este año, mientras que la gran mayoría de ganaderos tendrán que esperar hasta 2014 para poder cobrar la suya, al no haber pasado todavía los controles de inspección.

    De hecho, el porcentaje de ganaderos que cobren la ayuda de 2012 este año será "mínimo", ha destacado Lasheras, quien ha hecho hincapié que esto se debe a una "mala gestión" y no a una falta de presupuesto.

    Este retraso del pago de las ayudas se une al incremento de los costes de producción al que tienen que hacer frente los ganaderos para poder alimentar a sus ovejas en las granjas, ya que la sequía del 2012 ha provocado que todavía no haya pastos en el campo.

    Por ejemplo, el precio del pienso ha aumentado más del doble desde 2007 hasta 2013, al igual que el coste de los cereales, que ha pasado de 120 euros la tonelada en 2007 a 250 euros, o el de la alfalfa que cuesta 192 euros la tonelada, cuando en 2007 su precio era de 90 euros/tonelada.

   Algunos de los datos facilitados por UAGA destacan que, desde el año 2000 se ha perdido cerca de 1,1 millón de cabezas de ganado ovino y unas 3.040 explotaciones, es decir alrededor de un 43 por ciento, a lo que se añade el escaso relevo generacional, siendo que el 70 por ciento de los ganaderos rozan la jubilación.

    Ante esta situación, Lasheras ha explicado que a los ganaderos no les va a quedar otra opción que la "desobediencia civil" y el dejar de pagar sus deudas, además de convocar manifestaciones, para ver si, de esta forma, el sector de la agroindustria se moviliza al mismo tiempo que ellos.

    "Exigimos que los pagos se hagan efectivos desde ya", ha sentenciado Lasheras, al entender que, lo contrario, supondría el "embargo" de las explotaciones ganaderas.

    En este contexto, mañana se inician las negociaciones del presupuesto de la Unión Europea que pueden condicionar las ayudas de la reforma de la Política Agraria Común.

    En el marco de estas negociaciones, Lasheras ha precisado que representantes de la organización sindical viajarán a Bruselas para reunirse con otros profesionales del sector y con los estados miembros, con el objetivo de trasladar su propuesta, que pasa por vincular las ayudas a las cabezas de ganado y no al número de hectáreas.

   Desde UAGA, entienden que el Gobierno de Aragón asume este planteamiento, pero no ven tan claro que también lo haga el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ya que los intereses varían entre las comunidades autónomas.

    De momento, no han planteado ninguna movilización en este sentido, como han hecho otras organizaciones, al comprender que se está todavía en periodo de negociación.