UGAM renovará a su dirección en un congreso para solucionar su crisis interna

0
2

EFE.- Así lo ha anunciado el propio secretario general, Gaspar Anabitarte, en una rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por otros cuatro miembros de la Ejecutiva y que ha contado con la presencia de su antecesor, Alejandro Mazorra, quien no ha intervenido.

Anabitarte ha opinado que la situación actual, con la petición por parte de 22 de los 33 miembros del Comité Regional de UGAM de una asamblea extraordinaria para destituirle, responde al "intento de conseguir por caminos retorcidos", lo que "no se ha conseguido por la vía democrática".

El máximo responsable del sindicato ganadero ha destacado el hecho de que 40 días después de que fuera elegida la nueva Ejecutiva, en el congreso del 17 de diciembre de 2010, "en escasísimo tiempo", ya se cuestionase y se pidiese la dimisión de sus miembros y del secretario general.

Anabitarte ha recordado que esto se produjo el 3 de febrero, tras el despido del gerente de UGAM, Roberto Gutiérrez, que el Juzgado de lo Social número 6 de Santander ha declarado improcedente.

El secretario general de UGAM ha defendido el derecho de la nueva Ejecutiva de nombrar a la persona de máxima confianza del sindicato como es el gerente y ha justificado que el despido de Roberto Gutiérrez fue una medida "plenamente justificada" por "irregularidades", a su juicio, en su gestión.

En concreto, Anabitarte ha enumerado algunas de las "graves deficiencias" recogidas en el primer informe elaborado por la empresa auditora contratada por la nueva Ejecutiva.

Entre ellas, ha destacado que no existía un sistema de contabilidad, que hay contingencias fiscales que pueden afectar al IVA, al IRPF y al impuesto de sociedades, y que se ha producido un "incumplimiento" de la normativa sobre facturación y "alteración" de documentación para la justificación de cursos.

A modo de ejemplo, Anabitarte ha resaltado la "justificación" de cursos de formación no realizados y cobrados, por un importe de 185.000 euros, que UGAM ha devuelto "inmediatamente" a la Administración central.

"Con esto en la mano, creo que está plenamente justificada la medida que tomamos", ha subrayado Anabitarte, quien ha recordado que la Ejecutiva de UGAM interpuso una querella criminal contra el gerente por "falsificación".

Y ha subrayado que en la sentencia, en la que se declaró improcedente el despido de Roberto Gutiérrez, "lo que se dirimía" era si al gerente se le tenía que aplicar la legislación de alta dirección o no para su cese.

"Está claro que la crisis no tiene más salida que los socios se pronuncien sobre los pasos o la decisión última que se debe tomar", ha argumentado Anabitarte, antes de anunciar que UGAM-COAG tendrá que realizar "un nuevo congreso y unas nuevas elecciones" para renovar sus órganos internos de dirección, cuya fecha dependerá de los procesos judiciales en los que está inmerso el sindicato.

El máximo responsable de UGAM-COAG ha advertido, además, que "en ningún caso" aceptará que la Gerencia de la organización esté en manos de alguien "que no sea ganadero" y ha afirmado que, "salvando este conflicto", la organización funciona con "normalidad".

"La democracia pondrá a cada uno en su lugar", ha advertido Anabitarte, quien, a preguntas de los periodistas sobre la situación económica actual del sindicato tras devolver el dinero de los cursos y pagar la indemnización de 45.000 euros al gerente, ha afirmado que "en principio" UGAM-COAG "está bien".

Sin embargo, ha reconocido que puede haber problemas en la situación económica del sindicato por la gestión del gerente cesado. "Es posible que el sindicato estuviera muy hinchado, porque cogíamos dinero que no nos correspondía", ha argumentado Anabitarte.