Un cazador abate a tiros al lince 'Kenitra', reintroducido este verano en Ciudad Real

0
2

      La web asegura que tras el hecho, los propietarios de la finca se pusieron en contacto con los agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura para informar del suceso.

    Allí los agentes comprobaron que se trataba de “Kenitra”,  nacido en marzo de 2013  en el centro de cría “El Acebuche” y liberado el 3 de julio pasado junto a  ”Kaplán”, “Kairós” y “Kiowa” para que se reprodujeran en libertad.

    La muerte de “Kenitra” se une a la de “Kala”  en el pasado mes de septiembre, cuyo cadáver se encontró en el término municipal de Villamanrique por causas que aún se desconocen, pues un primer informe de la Consejería de Agricultura descartó que su muerte se produjera por el uso de veneno o por disparos.

     El cuerpo de Kenitra ha sido trasladado al Centro de Recuperación “El Chaparrillo”, de Ciudad Real, donde se le practicará la necropsia.

No hay "ninguna excusa", sentencia desde la Federación de Caza

      Por su parte, el presidente de la RFEC, Andrés Gutiérrez Lara, ha manifestado que "es intolerable la actuación" del cazador y ha apuntado que "jamás se debe disparar ante una pieza que no esté permitida por ley y menos que esté en peligro de extinción y pertenezca a un programa de recuperación de una especie".

     En este caso, ha señalado Gutiérrez, se trata "del felino más amenazado del mundo". Incluso recalca que, de haber sido de manera accidental, Gutiérrez Lara ha sentenciado que "no existe excusa ninguna", pues, ha apuntado, "nunca debemos de disparar sin cerciorarnos de a que pieza lo estamos haciendo", por lo que, ha concluido, "no cabe lugar al error".

     La RFEC ha asegurado que "no puede permitir semejante error", por lo que, ha dicho, "se personará como acusación particular ante las diligencias que pudieran abrirse en consecuencia a este acto y exige a la justicia que aplique todo el peso de la ley" sobre quien realizó el disparo.

     Además, ha comentado que expulsará de sus filas a este cazador, en el caso de estar federado, y ha anunciado que así actuará en todos los casos que puedan producirse de semejantes características.

     La Federación ha pedido a todos los cazadores españoles a extremar las máximas precauciones para que errores de semejante calado no vuelvan a producirse nunca.