Un centenar de agricultores acude a una jornda de poda e innovación en el almendro

0
25

    En la práctica de campo se han visto diferentes tipos de podas, tanto largas como cortas, como específicas de secanos y de regadíos, para las catorces variedades presentes en el ensayo. Posteriormente se ha visitado una plantación tradicional para la demostración de maquinaria de poda específica de este tipo de plantaciones. Los agricultores han podido ver tanto maquinaria de suelo como de altura, con lo que ha resultado una jornada muy completa

   Una práctica que ha suscitado gran interés entre los participantes ha sido la demostración de los errores más frecuentes en las podas de las diferentes variedades.

Demostración de errores habituales en la poda

    José Antonio Salas, técnico de ASAJA Huesca, ha destacado la importancia que tiene la poda en la formación de las nuevas plantaciones, y que se debe de tener en cuenta entre otras cosas la variedad, si es secano, riego deficitario o a demanda, si se va a mecanizar la recolección, o los vientos dominantes.

    “Tener en cuenta los vientos dominantes es vital en una región como la nuestra, que cuenta con muchos días de cierzo al año, en algunas ocasiones con gran fuerza, que puede echar por tierra todo el esfuerzo y dinero invertido en una plantación”.

   “La variedad es vital a la hora de planificar la poda, teniendo desde variedades con altos requerimientos de poda de producción, como las tradicionales o la Soleta, u otras como la Vairo, Marinada y Belona que requieren una poda mínima”, indicó.

    Asimismo, recalcó que “los fines de la poda serán la obtención de árboles sanos, vigorosos y equilibrados, en los que penetre de forma adecuada el aire y la luz y consigamos regular la cantidad de cosecha consiguiendo un equilibrio entre producción y vegetación”.

    Por su parte, Eduardo Torres, técnico del ATRIA de la SAT de Almendras Alto Aragón, señaló que “en un año con una escasa producción de almendros, nos hemos encontrado como la parcela de ensayo ha dado resultados de 1500-2000 kg de almendra en cáscara por hectárea en su tercer año desde la plantación. Este hecho sumado a los buenos precios de este año resulta clave en la rentabilidad de una explotación. Por ello podemos asegurar que una elección correcta de variedades es el punto clave a la hora de iniciar una plantación.
 

Nuevas tendencias en la plantación de almendros

    Destacó también las nuevas tendencias de plantación de almendros superintensivos, que conlleva una adaptación de variedades y técnicas de poda dirigidas hacia la palmeta o el huso central, y un nuevo concepto de mecanización, con el uso de maquinas cabalgantes.

   José María Alcácera responsable de Asaja en la Mesa Nacional de Frutos Secos, resalta las peculiaridades de esta campaña de recolección. “A pesar de la volatilidad de los precios de la almendra, en estos momentos se constatan unos precios razonables, debido en primer lugar a la mala cosecha española de este año, a la regular cosecha en Estados Unidos del año pasado y a la orientación de las exportaciones californianas a mercados asiáticos desde hace varios años”.
Continua Alcácera “no obstante hay que reseñar que las producciones españolas no crecen, más bien bajan y la superficie disminuye, aunque se aprecian aumentos en regadío sustituyendo a otros cultivos. En Estados Unidos, Australia, Argentina, Chile y Sudáfrica sucede todo lo contrario, aprovechando el auge de la demanda mundial de frutos secos”.

    Finalizó Alcácera asegurando que “esto es muy malo para nosotros, perder mercados en cultivos permanentes cuya implantación dura varios años, es irreversible. Esto, claro está, es el caballo de batalla en las reuniones que mantiene la Mesa con el Ministerio, cuya actitud es receptiva".

   Siendo conscientes de la situación, han considerado a este sector como estratégico y se han habilitado medidas compensatorias para la gestión de los restos de poda, muy difíciles de encajar en la maraña normativa, y con escasa acogida por parte de los agricultores: de los 13 millones de euros disponibles sólo se han utilizado siete los dos años de vigencia del plan, con lo que lo más probable es que desaparezca. Por otra parte la gran mayoría de las Organizaciones de Productores no solicitan los programas de apoyo, (4% de la facturación) lo cual da una idea del dinamismo de estas organizaciones.