Constellation Brands, el grupo que fabrica la cerveza Corona, ha anunciado una inversión de 4.000 millones de dólares en la empresa canadiense de marihuana Canopy Growth, en una gran apuesta de futuro por el cannabis y el potencial mercado de bebidas que incluyan ese producto.

Tras adquirir el pasado octubre una participación del 9,9%, esta nueva inversión dará a Constellation Brands alrededor de un 38% de las acciones de Canopy Growth.

“A través de esta inversión, estamos eligiendo a Canopy Growth como nuestro socio global exclusivo para el futuro del cannabis”, explicó en un comunicado el consejero delegado de la empresa estadounidense, Rob Sands.

Constellation Brands, con sede en el estado de Nueva York, es uno de los gigantes del mercado de la cerveza en Estados Unidos, gracias principalmente a sus marcas mexicanas Corona, Modelo y Pacífico, aunque también comercializa otros alcoholes como vino, vodka y tequila.

Su apuesta por la marihuana se cimenta sobre la expectativa de que será legalizada en los próximos años en una serie de países, principalmente en EE.UU., donde varios estados ya han dado ese paso.

Canadá tiene previsto convertirse este octubre en el tercer país del mundo en legalizar totalmente el producto, tras Uruguay y Georgia

Las empresas dejaron claro hoy que, en todo caso, no piensan comercializar productos de cannabis mientras estos no estén permitidos por “todos los niveles de Gobierno aplicables”.

Ello quiere decir que por ahora Canopy Growth seguirá sin vender en Estados Unidos, donde la ley federal aún persigue la droga.

Pese a ello, numerosas empresas se han lanzado en los últimos años a la conquista de un mercado que promete jugosos beneficios, sobre todo desde que el pasado 1 de enero California dio luz verde al comercio de marihuana con fines recreativos.

Las proyecciones apuntan a que solo en ese estado, que tiene una población de casi 40 millones de habitantes y una de las economías más pujantes del mundo, el negocio del cannabis puede facturar al menos unos 7.000 millones de dólares al año.

Las ventas legales de marihuana en Estados Unidos y Canadá alcanzaron en 2016 más de 11.700 millones de dólares y se espera que lleguen a los 23.000 millones en los próximos cinco años, según la consultora ArcView.

Canadá, donde la marihuana está permitida con fines medicinales, tiene previsto convertirse este octubre en el tercer país del mundo en legalizar totalmente el producto, después de Uruguay y Georgia.

Canopy Growth es actualmente el mayor productor canadiense de cannabis medicinal y tiene previsto ampliar su negocio hacia otros usos una vez que lo permita la ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here