Un estudio del CSIC urge cambiar la munición tóxica de plomo por la de cobre

0
18

Donázar advirtió de que el plumbismo no es sólo un problema grave para algunas especies de aves que acumulan plomo en su organismo "sino también un riesgo para la salud pública", pues se puede transmitir al ser humano, por ejemplo, a través de la carne de caza.

Alertó de su impacto en embarazadas y menores, pues daña el crecimiento, y ha opinado que, de igual manera que el plomo se ha eliminado ya de tuberías, gasolinas o pinturas, se debería también de sustituir la munición de caza de este metal por la de cobre, "sobre todo porque ya se ha demostrado que esta sustitución es viable", como ocurre desde 2008 en California (EEUU).

Este trabajo fue encargado tras detectarse la muerte de al menos cuatro de los quebrantahuesos liberados en los parques naturales de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y de Castril (Granada), en cuyos restos se detectó "una exposición anormal o patológica" de plomo acumulado en sus huesos.

También se determinó por esas fechas la muerte de al menos dos alimoches con niveles de plomo "tóxicos" acumulado en sus huesos.

Los investigadores han analizado 147 buitres leonados capturados mediante jaulas trampa en tres parques naturales diferentes de Andalucía: 51 en el de Los Alcornocales (Cádiz); otros 54 en el de la Sierra Norte (Sevilla) y los 42 restantes en el jiennense de Cazorla, Segura y Las Villas.

Del análisis de las muestras de sangre de estos ejemplares y de 195 egagrópilas (restos de alimentos no digeridos) localizados en dormideros cercanos se ha demostrado que la concentración de plomo provenía de carroñas de especies cinegéticas, en especial de cérvidos de caza mayor, y que era significativamente mayor en la Sierra Norte sevillana, precisamente, "la de mayor intensidad cinegética".

Las conclusiones de este informe alertan de "la clara exposición" de los buitres leonados y de otras carroñeras al plumbismo en Andalucía, tras detectarse en lo ejemplares analizados niveles de plomo acumulado "que podrían considerarse como intoxicación".

"Puede inferirse que existen niveles altos de plomo en el medio y, de forma más específica, en los cadáveres provenientes de la actividad cinegética de la caza mayor", añade este estudio.

El trabajo considera "prioritario" sustituir la munición de plomo por la de cobre en los espacios naturales "y especialmente" en los parques naturales de Cazorla, Segura y Las Villas, y de Castril "o en aquellos otros en los que se plantee realizar la reintroducción del quebrantahuesos".

"En cualquier caso, el problema es más general, afectando a la mayoría de aves necrófagas en toda la comunidad autónoma por lo que, a medio plazo, debería tenderse a la implantación general en Andalucía" de la munición de cobre, concluye este informe.

La Junta de Andalucía ya ha aprobado en el Reglamento de Ordenación de la Caza incentivar con diez de los veinticinco puntos máximos posibles, a aquellos cotos en los que se renuncie al uso de la munición de plomo.