Un grupo de inversores chinos formaliza su entrada en el negocio del aceite de oliva

0
5

    Según esta información, que concreta la ya anunciada en su día por agroinformación.com, propietarios de estas almazaras y representantes de los inversores se reunirán en Madrid en julio. Para el grupo chino será su primera inversión en Europa en este sector y su intención es entrar en el capital pero no en la gerencia, prefieren mantener los equipos de gestión españoles y fomentar la exportación al mercado asiático, aunque todo es negociable.

     “Que entren inversores chinos en el mercado de las almazaras implica que vienen a rentabilizar su dinero como no puede ser de otra manera. Lógicamente el producto acabará en China y ellos mismos dentro de su mercado van a hacer una muy buena propaganda para sacar aceite fuera y rentabilizarlo”, explica el secretario general de INFAOLIVA.

    Esa propaganda se viene realizando por la Interprofesional del Aceite que, junto al ICEX, confirman con sus estudios de mercado que el aceite de oliva español goza de reconocimiento en China por su calidad y porque es un alimento bueno para la salud, y la salud es el principal factor para el consumidor chino a la hora de comprar aceite de oliva. Según el informe del ICEX sobre el mercado del aceite de oliva en China, la creciente preocupación por la alimentación saludable en el país asiático “es una gran oportunidad a explotar por las empresas aceiteras españolas. Además España en este sector puede considerarse ya el first of mind del consumidor chino. Es decir, si se le pregunta al consumidor medio por un país de origen de aceite de oliva el primer país en el que piensa es España. La condición de España como país líder del mercado, el importante esfuerzo de promoción de las empresas e instituciones del sector en China y la presencia dominante en los lineales de los supermercados han contribuido a obtener esta percepción prestigiosa”.

La operación no preocupa a los almazareros

    El paso del consumo a la propiedad de la fábrica de aceite no preocupa a los representantes de los almazareros: “Yo creo -dice Enrique Delgado- que es muy bueno porque… ¿qué puede pasar? ¿Que dos, tres, cuatro almazaras pasen a manos de inversores chinos? Interesa. Lo primero porque es aceite que se quita del mercado nacional y lo segundo porque son inversores que van a apostar por el producto en China, y por mucho que tengan habrá un nicho de mercado importante en ese país con un potencial tremendo”.

    Le dan la razón los datos del ICEX que considera el mercado del aceite de oliva en China como “probablemente el de mayor potencial para el aceite español a nivel mundial. De los 20 principales mercados de exportación del aceite español, China es el de mayor crecimiento y en 2011 ha llegado a convertirse en el sexto mercado en valor”.

    En ventas, el mercado de aceite en China alcanza los 84 millones de euros. España lidera esas ventas con una cuota de mercado de entre el 45% y 50%, según el tipo de aceite. En 2011 nuestro país exportó 17.608 toneladas de aceite por valor de 62,9 millones de euros, se vendió más del doble que en 2010. El incremento en valor fue del 104,65% con respecto a 2010.

   Ese aceite de oliva, de momento, es propiedad de empresarios españoles pero… ¿y si parte de él estuviese en manos de empresarios chinos? “A mí eso no me preocupa -afirma el secretario de INFAOLIVA- porque al final el cultivo está aquí, aquí están las 600.000 toneladas [producción de Jaén en 2011/12]. Aquí está el potencial. El que algunas almazaras estén en manos de inversores extranjeros… No pasa nada. Cuando hablamos por ejemplo que Deóleo, casi todas las marcas importantes italianas están en manos de los españoles y no pasa absolutamente nada. Siguen funcionando con sus marcas los italianos, y ya está”.