Un incendio forestal en Barx arrasa seis hectáreas de monte y obliga a una evacuación

0
20

    A partir de ese momento ha sido más difícil controlar el incendio. En pocos minutos se ha extendido por el monte afectando al macizo del Penyalba. La Guardia Civil ha impedido el paso a los vecinos que querían llegar hasta la cercana urbanización de Les Foies de Simat. La Benemérita, como medida preventiva, ha comenzado a desalojar los chalets que hay en la zona ante el peligro de que las llamas pudieran llegar a la urbanización en cualquier momento.

   La zona del Penyalba es muy montañosa, es el pico más elevado de la subcomarca de la Valldigna, y su acceso resulta muy complicado. “El Penyalba se ha quemado todo. Hemos visto como el cordón de fuego crecía y crecía alcanzando un gran frente. La Guardia Civil nos obligó a regresar y no permitió que pasásemos hacia Les Foies” comentabaMiguel, un vecino de la localidad de Simat de la Valldigna al periódico Las Provincias

    En las tareas de extinción trabajaban cinco unidades aéreas, cinco autobombas, nueve brigadas forestales y dos dotaciones de bomberos.

    El fuerte viento ha propiciado que el frente resulte incontrolable antes de la caída de la noche. Los medios aéreos se han tenido que retirar y sólo se puede combatir el fuego en una pequeña porción de todo el frente que ardía.

    En pocos minutos, lo que parecía un fuego minúsculo, se ha convertido en un auténtico infierno y un desastre ambiental. De unas pocas hectáreas afectadas, el incendió ha crecido hasta tener varios kilómetros de frente.

    Respecto a las causas del fuego no se ha confirmado nada. Vecinos de Barx han afirmado que habían visto a unos niños jugando cerca del origen del siniestro, pero hasta ahora no se ha confirmado oficialmente esta situación: “Aún no podemos saber con certeza las causas del fuego”, comentaba a este rotativo la alcaldesa de Barx, María Hernandis.

    El fuerte viento ha propiciado que el siniestro cobrará grandes dimensiones “veíamos el humo y de repente ya se podía ver con claridad cómo las llamas arrasaban toda la zona del Penyalba”, comentaba Alejandro, un vecino de Tavernes.

    La gran humareda se puede ver desde Pego y Xàtiva. Las llamas son perfectamente visibles desde Tavernes de la Valldigna.