Un informe detalla el impacto negativo que el Memorándum tendrá en el Tajo

0
13

    En este sentido afirman que los 400 hectómetros cúbicos reservados al Tajo en cabecera ya están asignados a distintos usos en la cuenca y, además, se condiciona el régimen de desembalses en Entrepeñas y Buendía en función de las demandas del trasvase.  Así, el caudal mínimo aguas abajo de la toma del trasvase, fijado en seis metros cúbicos por segundo en Aranjuez, se mantendrá estable todo el año.

    En segundo lugar, afirman en el comunicado, la cuenca del Tajo ve recortada en al menos 23 hectómetros cúbicos las dotaciones previstas en el nuevo Plan de Cuenca aguas arriba de Aranjuez.

    Los 400 hectómetros cúbicos de reserva establecidos en los acuerdos del Memorándum no son suficientes -afirman- para cubrir las necesidades básicas de la cuenca en las zonas dependientes de cabecera y que están cifradas en 423 hectómetros cúbicos, repartidos según el Plan de Cuenca en 133 para regadíos, 102 para abastecimientos y 188 para caudales ambientales.

    Este recorte -según Ecologistas en Acción- se suma al ya realizado en el Plan de Cuenca que rebajaba en 31 hectómetros adicionales las demandas actuales.

    Por otra parte, la cesión de derechos que facilita la reforma legislativa se realizará con menoscabo de la reserva de 400 hectómetros cúbicos o de los caudales circulantes aguas abajo del Trasvase.

La Cuenca "queda maniatada" por Ley


    Ya que todos los derechos que se adquieran, independientemente del punto de la cuenca donde se localicen, han de realizarse a través de la infraestructura de Tajo-Segura y, por tanto, con cargo a las disponibilidades en Entrepeñas y Buendía.

    "De este modo la cuenca del Tajo queda maniatada por Ley para disponer de los caudales de cabecera, sea para cumplir los requisitos medioambientales y para satisfacer las demandas de la cuenca y, por tanto, queda condenada a incumplir, especialmente en su tramo medio, el objetivo de alcanzar un buen estado ecológico de las aguas"-

    Además, la teórica prioridad de los usos propios de la cuenca para disponer de las aguas de cabecera queda en nada ante las prebendas concedidas al trasvase.

    Por todo lo anterior, Ecologistas en Acción considera que esta modificación normativa que afecta al trasvase y al río Tajo, transgrede tres normas de rango europeo.

Creen que transgede tres normas europeas


    Estas son, afirman, la Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas.

    También afecta a la Directiva 92/43/CEE del Consejo de 21 de mayo de 1992 relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres al incidir gravemente al menos a 5 espacios de la Red Natura 2000.

    También contraviene -según EA- el artículo 6 sobre participación del público en las decisiones relativas a actividades específicas del Convenio de Aarhus sobre el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente, dado el proceso "poco transparente y sin participación seguido para la tramitación del Memorándum y de la reforma legislativa".

    El informe, disponible en la página web de Ecologistas en Acción, está siendo remitido a senadores y diputados para que estén mejor informados de los impactos de la reforma legislativa a favor del trasvase Tajo-Segura.