Un juez abre diligencias previas contra el presidente de CASI por una estafa en el tomate

0
25

    El texto de la denuncia alerta de un presunto cobro de un "sobreprecio" de una variedad de tomate que el presidente de la entidad habría cultivado casi en exclusividad durante la anterior campaña agrícola y con el que habría obtenido un beneficio superior a los 200.000 euros.

   El denunciante afirma que Andújar, encargado junto con González de las "operaciones relacionadas con la venta de los productos que los socios llevan a las instalaciones de la cooperativa", habría cultivado durante la anterior campaña la variedad de tomate ‘Cócktel’ permitiendo asimismo que solo "tres o cuatro socios, relacionados directamente y personalmente con él mismo" también plantaran esta variedad; algo que "también ha ocurrido en la presente campaña agrícola".

   En este sentido, la denuncia expone que son los aproximadamente 1.500 socios de la cooperativa los que deciden la variedad de tomates que se van a plantar y producir cada campaña en las explotaciones al objeto de su posterior comercialización, por lo que la supuesta "negativa" de Andújar y González a que la variedad de tomate ‘Cócktel’ fuera cultivada por otros socios "ha sorprendido a la mayoría" de ellos, ya que "no había ocurrido antes en la cooperativa".

La denuncia cree que ha habido un perjuicio  en la entidad cooperativa

   Así las cosas, el denunciante añade que fue "hace unos días" cuando se "descubrió" que el precio medio neto pagado por los clientes de CASI durante la campaña 2012-2013 que compraron tomate ‘Cócktel’ fue de 0,77 euros por kilo mientras que "el precio medio que el señor Andújar cobró por kilo fue de 1,45 euros". De esta forma, el denunciante afirma que el presidente "de forma unilateral, decidió fijar un sobreprecio para los tomates procedentes de su explotación que llevaba a la cooperativa CASI para su comercialización a 0,68 euros por kilo".

   Los hechos denunciados, a la espera de ser investigados por la autoridad judicial, habrían supuesto un "perjuicio de la entidad cooperativa y de sus socios", según el texto de la denuncia, en el que se apunta que González habría tenido "conocimiento" de estas acusaciones y habría dado su "consentimiento" en lugar de "evitar la actividad".

   El socio que ha elevado este asunto a los tribunales añade en su escrito ante el juez que cuando un grupo de socios de CASI tuvo conocimiento de estas cuestiones –aún por investigar– se presentaron escritos al Consejo Rector de la cooperativa para solicitar explicaciones, si bien aún "no se ha dado ninguna contestación".

CASI achaca la denuncia al proceso electoral

    Por su parte, ea Cooperativa Agrícola San Isidro (CASI) ha asegurado este sábado que la denuncia presentada corresponde a "una campaña de desprestigio por parte de quienes perdieron las elecciones" de la cooperativa.

   En un comunicado, CASI ha manifestado que se trata de una "campaña de desprestigio contra la cooperativa, su presidente, la Junta Rectora y el equipo de gestión, con el único interés de desestabilizar a los socios ante la inminente asamblea, sin valorar el perjuicio que causa a la imagen de la marca CASI y la excelente labor comercial que está desarrollando en uno de los momentos más importantes y de mayor movimiento en el ámbito internacional, con ventas diarias que pueden superar los dos millones de kilos de tomate".

   En esta línea, ha aseverado que tanto los denunciados como la cooperativa "desconocen formalmente" el contenido de la denuncia presentada por un socio, que, como afirma CASI, "según un texto que se está propagando por ‘WhatsApp’, es cuñado del anterior presidente Francisco Belmonte".

   Así, explica que el socio denunciante "forma parte de un grupo minoritario encabezado por miembros de anteriores consejos rectores e interventores, entre ellos José Manuel Gálvez del Águila, vicepresidente en la etapa del anterior presidente Francisco Belmonte". José Manuel Gálvez encabezó la lista que perdió las elecciones el año pasado ante José María Andújar, el actual presidente, que logró el mayor respaldo por los socios de los 70 años de historia de la cooperativa.

   De esta manera, CASI defiende que la presentación de la denuncia "responde únicamente a una estrategia para desestabilizar a la masa social en la asamblea a celebrar el 15 de marzo". Como ejemplo, entiende que el interés de que se haga pública la denuncia lo demuestra que "transmitan una supuesta primera hoja de la denuncia por mensajería instantánea, sin respetar los cauces y plazos de la justicia".

   Por tanto, a su juicio, "la única intención de la denuncia es poner en duda con falsedades la excelente gestión de la cooperativa presidida por José María Andújar, que ha pasado de unos resultados económicos negativos en -1,6 millones de euros cuando entró en el cargo, a un beneficio en tres campañas bajo su mandato de 4,2 millones de euros".

Desconocen el contenido de la denuncia

    En cuanto a la denuncia, y reiterando que desconocen el contenido de la misma, CASI señala que se centra en la comercialización de una variedad de tomate, ‘Cóctel’, que se introdujo en la cooperativa en la campaña 2012-13, y que están desarrollando un importante grupo de socios cooperativistas," al igual que ha sucedido con otras variedades de tomate introducidas en fechas recientes como el tomate negro, o el pink, o los que se prevén introducir en nuevas campañas, con las limitaciones propias de los informes técnicos y limitación de semillas".

     "Los socios que plantan las distintas variedades son seleccionados según las recomendaciones de los Departamentos Técnico y Comercial, que engloban a más de 45 profesionales", apunta.

   Así, la cooperativa "desmiente, sin reserva, las cifras que se señalan y por supuesto nunca se ha ofrecido un sobreprecio a ningún socio". "El modelo de fijación de precios está protocolizado, tal y como ha sido auditado por la consultora PWC y consta en la Junta de Andalucía por la memoria de las cuentas anuales", ha explicado.

   También asegura que "se miente" en todo lo relativo a la solicitud de información sobre los precios al Consejo Rector, puesto que la petición "se trató en el seno del Consejo Rector, el cual acordó llamar a los 26 socios que pidieron explicaciones a una reunión para tal objeto. Todos recibieron la convocatoria verbalmente y por escrito. Sin embargo, a la reunión sólo acudieron cinco socios de los 26 firmantes".

     "A la reunión no asistió ni el socio denunciante ni ningún miembro del grupo opositor firmantes del mismo, por lo que renunciaron a cualquier información y contraste de la realidad", sostienen desde la cooperativa.

   Por todo ello, CASI lamenta "el perjuicio a la imagen y la labor comercial que puede causar el comportamiento irracional de este socio y un grupo minoritario que no ha sabido asumir la pérdida de las elecciones".