Un nuevo plástico sustituye al cobre en colectores solares para evitar robos

0
8

EFE.- Según ha informado AIMPLAS en un comunicado los primeros prototipos del proyecto THERMALCOND ya han ofrecido resultados positivos en la obtención de un nuevo material más ligero que el metal, de bajo coste para evitar los robos y con la versatilidad de diseño del plástico, dirigido a la industria termosolar.

Con la introducción de este nuevo material en el sector termosolar se logrará mejorar la eficiencia de los colectores solares térmicos, reduciendo su peso y evitando actos vandálicos debido al bajo coste del material plástico comparado con los metales que reemplaza.

Además, el nuevo material conserva las ventajas del plástico como son la resistencia a la corrosión, la versatilidad de diseño y la facilidad de montaje.

"La optimización en el diseño de los colectores es un parámetro clave a la hora de obtener un producto competitivo si se compara con los metálicos. Durante el proyecto, se han testado varios diseños y se han seleccionado los que han superado con éxito los ensayos bajo normativa europea y han mantenido la eficiencia", ha explicado la investigadora principal del proyecto, Raquel Llorens.

La innovación desarrollada por AIMPLAS utiliza la nanotecnología para conferirle al plástico una conductividad térmica mayor de la que habitualmente poseen los plásticos utilizando cargas nanométricas.

Sin embargo, ha conseguido mantener las excelentes propiedades de procesado del plástico para la fabricación de tubos y láminas y de piezas accesorias del colector termosolar.

"El desarrollo de los materiales plásticos llevados a cabo en este proyecto ha supuesto un reto debido a la dificultad de mejorar la conductividad térmica de los mismos sin perjudicar su procesado", ha afirmado Llorens.

THERMALCOND se inició hace dos años, está financiado por la Unión Europea dentro del Programa de Investigación para PYMEs del VII Programa Marco y está coordinado por AIMPLAS y en él participan cinco empresas y otros dos centros tecnológicos de España, Chipre, Hungría y Reino Unido.

El proyecto también comprende el desarrollo de un novedoso recubrimiento absorbente que gracias a la nanotecnología mejora la eficiencia de transformación de la radiación solar en energía térmica de los colectores.

Según Raquel Llorens, "el recubrimiento obtenido permite aumentar la eficiencia del colector solar térmico y ha demostrado su aplicabilidad no sólo en sustratos plásticos si no también metálicos, ampliando así el campo utilización a otros productos".