Un nuevo temporal dejará vientos huracanados y nevadas intensas en el norte

0
4

EFE.- El brusco descenso de temperaturas y las nevadas intensas y persistentes se concentrarán en el tercio norte peninsular, mientras que el viento será muy fuerte en amplias zonas de la Península y área mediterránea, especialmente en el cuadrante noreste peninsular.

Como consecuencia de esta situación, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha avisado para mañana a casi una veintena de provincias por fenómenos adversos.

En el caso de Huesca, el nivel de riesgo es extremo (alerta roja), debido a que se esperan rachas máximas de 140 kilómetros por hora en el Pirineo, así como nieve acumulada de veinte centímetros de espesor en la misma zona.

"Lo peor se producirá en la mitad norte -Cantabria, Pirineos, zonas de Castilla y León, La Rioja, Navarra y los sistemas central e ibérico-; en definitiva el sábado será un día muy desagradable", ha explicado a EFE el portavoz de la Aemet, Alejandro Lomas.

En general, la cota de nieve oscilará entre los 500 y 800 metros, ha añadido.

El temporal de viento y frío "pasará relativamente rápido" y el domingo se quedará circunscrito al Cantábrico y a los Pirineos.

Así, entre los próximos lunes y martes se registrará una "mejora clara", de modo que habrá una subida de temperaturas y se elevará la cota de nieve.

En los lugares donde nevará, como por ejemplo las ciudades de Burgos y Vitoria, las temperaturas máximas rondarán los cero grados, mientras que las mínimas en la zona mediterránea y en Andalucía oscilarán entre los cuatro y ocho grados.

El domingo, las mínimas bajarán un poco más y habrá heladas generalizadas en el interior de la península, además de las zonas de montaña.

Las nevadas intensas en el tercio norte peninsular se traducirán en acumulaciones del orden de 20/30 centímetros en el área cantábrica y de 30/40 centímetros en el área de Pirineos, a partir de 700/800 metros.

En cotas más bajas, a partir de 500 metros en el área cantábrica y a cualquier cota en el Pirineos, también se esperan nevadas pero de menor intensidad, con acumulaciones de cinco a veinte centímetros.

El viento será muy fuerte en el cuadrante noreste peninsular, con rachas huracanadas (por encima de 120 km/hora) en zonas altas, y del orden de 100 km/hora en el valle del Ebro.

El estado de la mar será también adverso en zonas del Cantábrico y del Mediterráneo.

Las alertas naranjas (riesgo importante) para mañana afectarán, además de a Huesca, a Teruel por nieve de cinco centímetros de espesor y rachas de viento de cien kilómetros por hora; rachas de 90 kilómetros en Zaragoza; nieve acumulada de hasta veinte centímetros en Liébana y de cinco en Centro y Valle de Villaverde (Cantabria) y vientos costeros en esta misma comunidad autónoma.

Mañana, el aviso de riesgo importante se extenderá al Prepirineo -depresión central y prelitoral- por vientos de 100 kilómetros en Barcelona; de 120 kilómetros en el Pirineo y Llivia (Lérida), de cien kilómetros en Ampurdán (Gerona), y de 120 kilómetros en el Pirineo y el Valle de Arán, donde además habrá veinte centímetros de nieve.

En Navarra, la alerta naranja se debe los diez centímetros de nieve que se esperan en el centro de la comunidad y los 35 centímetros previstos en el Pirineo, junto con rachas de viento de cien kilómetros en la zona pirenaica, mientras que en la ibérica riojana caerán veinte centímetros de nieve.

Por último, en Castellón, Ibiza y Formentera, Mallorca y Menorca la alerta naranja se debe a los vientos costeros.