Un pollo gigante en la Plaza de España para pedir que se sea consumidor responsable

0
43

      Los promotores de esta iniciativa recuerdan que lpollos de corral  tienen acceso al aire libre, pueden pisar la hierba y la tierra, donde pueden expresar su comportamiento natural, como picotear y rascar. El problema viene cuando los productores de granjas intensivas se apropian del término "de corral", haciendo creer a los consumidores que adquieren algo que no es.

     Este verano, la Comisión Europea está revisando las etiquetas de la carne de ave de corral, por lo que es el momento preciso para que todos los ciudadanos muestren su interés en el asunto. Según los sondeos, la mayoría de la gente apoya la misión de Rosa. Ocho de cada diez consumidores de la Unión Europea apoyan el etiquetado obligatorio de la carne de ave de corral con respecto al método de producción. Los madrileños, a pesar del sofocante calor, también se han interesado por la labor de este pollo, haciéndose ?selfies? con ella y tuiteando la petición.

    El ave ha declarado: "El etiquetado en el que aparece el método de producción ya existe en los huevos de gallina. Esto ha sido un factor importante en el increíble aumento de la cantidad de gallineros sin jaulas para las gallinas ponedoras en toda Europa en los últimos años, un hecho que ha mejorado notablemente el bienestar animal".

   Por su parte, Alberto Díez, portavoz de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA), que  acompaña a Rosa durante su visita en España, ha señalado que la organización ha contactado con la Comisión Europea para alertar del abuso del término "corral" entre los productores de pollos españoles.

     Esta denominación nació del esfuerzo honesto de una serie de productores que sí incorporaron altos estándares en la producción y se desvivieron por hacer un hueco en el mercado al pollo criado con acceso al exterior, por lo que merecen unas reglas de mercado justas.