Un Primero de Mayo con lluvias y nubes en casi todo el país

0
11

EFE.- Todavía hoy la nieve podrá afectar a zonas del interior de Asturias y norte de Castilla y León, y la lluvia a la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, con tendencia a remitir en las próximas horas.

Para mañana miércoles, 1 de mayo, nevará en la sierra de Madrid, donde podrán alcanzarse hasta cinco centímetros de espesor en cotas de 1.000 a 1.200 metros, informa hoy en una nota Protección Civil.

Once provincias continúan hoy en alerta amarilla por nevadas, tormentas y lluvias, un nivel de aviso en el que no existe riesgo meteorológico para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta.

Los territorios afectados son Almería, Cantabria, León, Palencia, Comunidad Valenciana, A Coruña, Lugo, Asturias y Murcia.

Para mañana las alertas amarillas por nevadas se reducen a la provincia de Madrid donde se espera nieve, y en Galicia y Asturias por fenómenos adversos costeros.

El hielo y la nieve han dificultado hoy la circulación en una decena de carreteras de la provincia de Castellón, aunque solo en una de ellas, la CV-125 en Cinctorres, son obligatorias las cadenas.

Y en León, la nieve mantiene cerrado un puerto de montaña de su red secundaria de carreteras, el de Vegarada (LE-321), según la Dirección General de Tráfico.

En una entrevista con EFE el meteorólogo Angel Rivera ha resumido que la borrasca se va agotando poco a poco, aunque entre hoy y mañana puede haber algo de "inestabilidad" en forma de lluvias o chubascos sobre todo en la mitad oriental de la península, área del Mediterráneo y las Baleares.

A partir del miércoles empieza una recuperación "muy lenta", traducida en temperaturas más estables y menos frías que en ningún caso se asemejarán a los valores registrados durante esta semana.

El fin de semana, el tiempo será más calmado, "aunque en primavera hablar de predicciones de más de 4 o 5 días es aventurarse".

La celebración del 1 de mayo transcurrirá con nubosidad abundante y lluvias débiles en las regiones cantábricas, el Alto Ebro y los Pirineos, que serán de nieve en ambas cordilleras en alturas comprendidas entre los 1.200 y 1.500 metros.

En las demás regiones estará despejado por la mañana, aunque con algunas nubes por la tarde, que darán lugar a chubascos aislados y poco importantes en zonas del interior y con temperaturas en ligero ascenso en la península y estacionarias en las islas.

En cuanto a las temperaturas mínimas, los mercurios no pasarán de los tres grados en las provincias de Cuenca, Avila, Soria, Segovia, León y Albacete.

A partir de mañana, las temperaturas subirán en casi toda la península de manera muy lenta; así se esperan máximas de 22 grados centígrados en Murcia, 21 grados en Córdoba y Sevilla, 20 grados en Alicante, 16 grados en A Coruña, 11 grados en Avila y 9 grados en Cuenca.

Las mínimas peninsulares también ascenderán, aunque en Castilla y León y Castilla La-Mancha se mantendrán valores por debajo de la media para esta época.

Una de las consecuencias de las últimas nevadas ha sido el posible perjuicio a los olivares jienenses, al coincidir con la época de floración del árbol, ha explicado hoy la organización agraria COAG-Jaén

En los próximos días se hará un análisis a pie de campo para comprobar los posibles daños.