Un proyecto municipal convertirá en abono natural los residuos orgánicos de los hogares

0
3

    En una primera fase, se han instalado tres contenedores para restos vegetales en diferentes calles de la localidad y posteriormente se extenderán por todo el municipio. En estos recipientes solo se podrán depositar restos orgánicos y, si llevan bolsa de plástico, habrá que ponerla en un espacio anexo al contenedor.
  
     El mismo está además dotado con un candado para evitar que se depositen residuos inadecuados y, para poder abrirlo, hay que tener la denominada "clave del compostaje", una combinación de cuatro dígitos que se facilitará solo a los vecinos que estén interesados en participar en esta experiencia.

    El Ayuntamiento ha iniciado una campaña de comunicación para dar a conocer el proyecto e implicar al mayor número de vecinos posible a partir de dos estrategias.

    En primer lugar a través de puntos de información, con la participación de la Asociación de Voluntariado Ambiental, y una campaña puerta a puerta de comunicación directa a los vecinos, con el mismo grupo de voluntarios.

Una ide que surgió de la experiencia del colegio CEIP San Andrés


    El proyecto surge de la experiencia piloto de compostaje escolar del CEIP San Andrés en el curso 2010-2011, en el que los alumnos fueron los primeros en elaborar en compost procedente de los residuos orgánicos que se generan en sus hogares.

    La experiencia estuve enmarcada, a propuesta del Ayuntamiento del Montejícar, en la Red Granadina de Municipios hacia la Sostenibilidad de la Delegación de Medio Ambiente de la Diputación de Granada, encaminada a facilitar la incorporación y el intercambio de buenas prácticas ambientales.

    El proyecto de compostaje en el colegio, en el que también están implicados Alhendín y Ogíjares, fue el más votado a nivel estatal en internet en los premios "Conama" de Sostenibilidad Ambiental, que convoca la fundación del Congreso Nacional del Medio Ambiente.