Un vertido químico deja a cerca de 300.000 personas sin agua en el oeste de Virginia

0
9

RTVE.- Un vertido químico en un río del oeste de Virgina ha dejado sin agua corriente a cerca de 300.000 personas en el este de Estados Unidos, lo que ha provocado el cierre de bares y restaurantes y ha obligado a los residentes a hacer largas colas para comprar agua embotellada en las tiendas.

"Se urge a las zonas afectadas del oeste de Virginia a no utilizar el agua corriente para beber, cocinar, ducharse o bañarse", ha declarado el gobernador del Estado, Earl Ray Tomblin, en un comunicado. Se ha declarado el estado de emergencia en los nueve condados a los que afecta el vertido en el rio Elk, en Charleston, la capital del Estado y la más grande del este del país.

Un quimico de la industria minera

La sustancia en cuestión es el 4-metilciclohexano metanol, un químico utilizado en la industria del carbón. El doctor Rahul Gupta, jefe del servicio médico para los departamentos de los condados de Kanawha, Charleston y Putnam, ha ordenado el cierre de todos los restaurantes, salones de belleza y colegios que reciben el agua de la compañía West Virginia American Water.

Tomblin ha declarado que su oficina está trabajando conjuntamente con la Guardia Nacional y el servicio de emergencias del Estado para proporcionar agua potable a través de los centros de emergencia de los condados tan pronto como sea posible.

Potencialmente dañina si se ingiere

El vertido, que ocurrió en las proximidades de la planta de tratamiento de aguas de Charleston en el valle de Kanawha, se ha originado en la empresa Freedom Industries, una compañía local de Charleston, según ha informado Laura Jordan, encargada de relaciones públicas de West Virginia American Water. La empresa, que produce materiales químicos para la minería y las industrias del acero y el cemento, no ha realizado declaraciones por el momento.

"(El agua) puede ser potencialmente dañina si se ingiere y causar irritación en la piel y los ojos", ha explicado Jordan, que ha señalado que están colaborando con el departamento de mediambiente para llevar a cabo controles periçodicos del agua.