Una alianza ayudará a impulsar el turismo gastronómico de Castilla y León

0
97

   La Consejería de Cultura y Turismo y la Academia castellana y leonesa de Gastronomía y Alimentación impulsarán de forma conjunta tanto las iniciativas prioritarias que marca el Plan Estratégico de Turismo Gastronómico como las dirigidas a impulsar las figuras de calidad, los productos autóctonos o los eventos y fiestas vinculadas a la gastronomía.

   La colaboración que se establece a través de este acuerdo marco se centrará en aspectos como la creación de rutas turísticas gastronómicas, la promoción del recetario gastronómico de Castilla y León, el fomento de la tapa en Castilla y León, la creación y desarrollo de talleres gastronómicos, el intercambio de información web, el programa integral de eventos asociados a la gastronomía o el asesoramiento para la celebración el próximo año del IV Congreso Internacional de Micología ‘Soria Gastronómica’.

   La Academia apoyará también la divulgación de los distintos eventos e iniciativas planteadas en el Plan Estratégico de Turismo Gastronómico mediante el asesoramiento y su presencia en actos y eventos promocionales y a través de sus canales habituales de promoción.

La gastronomía como producto turístico

    La Consejería de Cultura y Turismo está trabajando para mejorar el posicionamiento nacional e internacional de Castilla y León, y uno de los principales productos y recursos sobre los que se está trabajando para alcanzar esta meta es la gastronomía. A finales del año pasado la Consejería de Cultura y Turismo lanzó el Plan de Marketing Turístico y en él se define a la enogastronomía como uno de los ejes claves de la promoción turística de Castilla y León y objetivo prioritario de la política turística de la Consejería de Cultura y Turismo.

    El reciente Plan Estratégico de Turismo Gastronómico marca la hoja de ruta y las líneas de acción específicas para lograr que Castilla y León sea un destino gastronómico líder.

    Según el diagnóstico realizado durante la elaboración de este Plan, el perfil del turista interesado en la gastronomía, tanto nacional como internacional, es el de un visitante con formación y un poder adquisitivo medio, que prefiere viajar de forma privada y acompañado de pareja, amigos o familia. Es un turista que busca destinos singulares en los que la diferenciación sea un factor clave y donde exista una convivencia entre la innovación y la tradición, valora los productos autóctonos y exige calidad y un alto nivel de profesionalidad y servicio.

   Los estudios realizados por la dirección general de Turismo sobre el perfil del turista revelan que en el periodo enero-abril de 2013 el 73,7 % de los visitantes que acudieron a Castilla y León se quedaron a comer en algún restaurante y les otorgaron una valoración general de notable con 7,8 puntos. La misma puntuación otorgaron los visitantes a la atención recibida en los restaurantes y a la calidad de la comida.