Una empresa cántabra planta 32.000 árboles en una zona incendiada en 2012

0
6

   Especializada en asesorar a empresas biotecnológicas y farmacéuticas, esta pequeña consultora destina una parte de su facturación anual a patrocinar proyectos de conservación y este año ha elegido sumarse al proyecto de reforestación de Valdeolea.

   Esta es la segunda vez que Viglya colabora en un proyecto medioambiental tutelado por Bosques Sostenibles. En 2012, la firma participó en la regeneración del Arroyo Otero y Palancate de Santa Cruz de Bezana, una zona de la comarca de Santander que aspira a convertirse en un corredor verde que dé cobijo a las aves migratorias y compense la destrucción del bosque autóctono cántabro por la proliferación de sistemas agrarios y ganaderos. Desde entonces, la firma cuenta con su propio bosque corporativo, bautizado con el nombre de El Edén de Viglya.

Un bosque para mitigar el cambio climático

    Los 32.000 árboles que Bosques Sostenibles ha plantado en el municipio cántabro de Valdeolea están destinados a crear un bosque que contribuya a la mitigación del cambio climático a través de la fijación de carbono y que permita garantizar la conservación del paisaje y la biodiversidad en terrenos afectados por un incendio forestal.

    Bosques Sostenibles es una empresa vinculada al grupo empresarial La Encina y está especializada en el diseño y gestión de bosques corporativos. A lo largo del año pasado plantó más de 80.000 árboles para compañías como Volkswagen, Danone o Banco Sabadell. Además de brindar a la iniciativa privada una herramienta sencilla para implementar sus políticas de RSC a través de proyectos de reforestación, Bosques Sostenibles trabaja por la recuperación de espacios degradados y el desarrollo del medio rural.