Una empresa italiana y otra portuguesa están interesadas en comprar Hibramer

0
15

EFE.- Así lo ha asegurado hoy la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, en declaraciones a los periodistas en Valladolid tras reunirse con representantes sindicales de empresas de Nueva Rumasa ubicadas en esta Comunidad.

"Es una posibilidad seria", porque estas empresas están "realmente interesadas" en comprar Hibramer, lo que a su vez representa "una oportunidad para mantener la actividad y la plantilla", ha afirmado la consejera.

Hibramer tiene cerca de 110 empleados, repartidos entre una fábrica de piensos a las afueras de Valladolid, que lleva varios meses parada por falta de liquidez para comprar materia prima, y una planta de producción de huevos y derivados en la localidad vallisoletana de Aldeamayor de San Martín.

Silvia Clemente se ha comprometido a trasladar toda la información necesaria sobre estas compañías extranjeras a los administradores concursales que gestionan Hibramer, nombrados por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valladolid.

El objetivo es "salvar" la empresa, que se ha visito obligada a enviar al matadero cerca de 200.000 de las 600.000 gallinas de la planta de Aldeamayor de San Martín, por falta de dinero para alimentarlas.

"Por eso es importante que se cierre de inmediato" un acuerdo de venta de la empresa, ha subrayado Clemente.

La consejera ha indicado que esta tarde está prevista en Valladolid una reunión entre representantes de la compañía italiana y los administradores concursales de Hibramer, que acumula una deuda cercana a los cien millones de euros.

En la reunión con los responsables sindicales también se ha analizado la situación de otras empresas de Nueva Rumasa en Castilla y León, como son Chocolates Trapa en San Isidro de Dueñas, cerca de Palencia, y galletas Elgorriaga en Ávila.

Otra de las empresas de Nueva Rumasa, la bodega Marqués de Olivara de Toro (Zamora), "podría no verse afectada" por la situación del grupo, según la consejera.

En el caso de Elgorriaga, su entrada en concurso de acreedores es "inminente", en palabras de Silvia Clemente, e incluso sería deseable para que los administradores concursales que nombre un juez puedan tomar decisiones, ya que desde Nueva Rumasa "la información es muy pobre" sobre el futuro de la empresa, de unos 50 empleados.

La empresa tiene capacidad para "producir más", pero no tiene liquidez para comprar la materia prima necesaria, ha indicado.

Por su parte, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras en Castilla y León, Juan Manuel Ramos, ha pedido que "no se desechen otras posibilidades", porque más empresas pueden estar interesadas en la compra de compañías de Nueva Rumasa en la Comunidad.