La Sociedad Cooperativa Ganadera de Villamartín (COGAVI) de la firma Selectos de Castilla ha sido seleccionada para ejecutar un proyecto de Adaptación al Cambio Climático que se ha realizado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica. Este proyecto de adaptación exigía conocer los efectos y estrategias del cambio climático en el sector ganadero y saber cómo afectaban factores como al aumento de la temperatura y la disminución de precipitaciones, entre otros, al desarrollo de los animales.

Uno de los objetivos de este plan era asegurar el bienestar animal, la productividad y la conservación del sector ganadero, de tal forma que pueda seguir produciendo de forma sostenible en el futuro. Para ello, en el Plan de Adaptación al Cambio Climático de esta granja se ha analizado la vulnerabilidad debida a los impactos que tiene el calentamiento global.

El proyecto demuestra que las estrategias de adaptación a medio y largo plazo son esenciales ante el cambio climático

Para ello se han identificado como impactos más relevantes la existencia de fenómenos meteorológicos extremos, así como el incremento de estrés térmico de los animales, que, acompañado de la reducción de la pluviometría, provoca una necesidad imperiosa de adoptar medidas de adaptación.

Estas medidas se han enfocado a mejorar la gestión de los recursos hídricos en la explotación, mediante la instalación de unos bebederos más eficientes que suministran agua a la demanda y en cantidad suficiente respetando el máximo bienestar animal, y que reemplazan los antiguos bebederos de nivel constante que provocaban un deterioro de la calidad del agua y unas pérdidas innecesarias. Una mejora que permite aumentar la eficiencia en la gestión del recurso del agua en un 15 por ciento.

Por otra parte, se van a mejorar los consumos energéticos que en una explotación de estas características son vitales para mantener el confort térmico de los patos en sus primeros estadios de vida. Para ello se han instalado paneles foto voltaicos de auto consumo de una potencia de 18 KW, capaces de abastecer el 42 por ciento del consumo eléctrico de la granja, y que mejoran la eficiencia energética y hacen más sostenible la explotación ganadera.

Selectos de Castilla ha asegurado que este proyecto demuestra que las estrategias de adaptación a medio y largo plazo son esenciales para poder combatir de manera eficaz e inmediata, y a lo largo del tiempo, las consecuencias del cambio climático. Además la puesta en marcha de medidas de adaptación supone una importante reducción de los gastos energéticos y de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here