Una granja catalana y otra asturiana, Ganaderos del Año en los Premios Danone

0
63

   Los propietarios de las ganaderías Nonaya, en Salas (producción inferior a 2.000 litros al día) y Can Ribas, en Maçanet de la Selva, Girona, (producción superior a 2.000 litros) han sido reconocidos con el premio especial Ganadero del Año por la excelencia global de sus explotaciones, destacando en todos los aspectos valorados. Danone ha premiado a las dos granjas por la calidad de su materia prima, la mejora continua de las instalaciones y la participación activa en los programas de eficiencia impulsados por la compañía.

    Ambas granjas están gestionadas por familias y han pasado el testigo de la dirección de padres a hijos. Los propietarios de la granja Nonaya, una de las primeras en Asturias en incorporar una sala de ordeño, destacan por su carácter innovador y por el trato que dan a las vacas, a las que llaman con nombre propio y ponen música. Esperanza Uz, la cuarta generación al frente de la granja, destaca la alegría por recibir el premio y lo dedica a su familia: “Para mis hijas y para mí es una gran alegría recibir este premio y un reconocimiento al trabajo bien hecho. Queremos dedicarlo a familiares que ya no están con nosotras y que han colaborado a que nuestra granja sea reconocida por la calidad de su leche y por tener un proyecto de futuro”.

    Josep Maria Ruiz, director de Can Ribas destaca la motivación que supone para su familia el premio concedido por la compañía: “Es un privilegio que Danone reconozca nuestra labor y una inyección de motivación para seguir mejorando, un objetivo que nos mueve desde el 1936 cuando mis bisabuelos compraron la masía. Siempre intentamos hacer nuestro trabajo lo mejor posible: desde el cuidado de las vacas, la limpieza o la gestión y es una satisfacción que ahora se reconozca ese esfuerzo”.

    Antoni Bandrés, director de Gestión de Leche de Danone, afirmó que los Premios
suponen una buena oportunidad para mostrar la labor que hacen más de 500 ganaderos que colaboran con la compañía: “Los ganaderos son esenciales para nuestro negocio: siempre han sido claves para nuestro crecimiento y calidad de producto así como para garantizar un suministro próximo y fresco a nuestras centros de producción en España. Por ello, desde Danone impulsamos la competitividad y el desarrollo sostenible de las granjas y premiamos el esfuerzo y la excelencia de nuestros ganaderos, reconociendo así su importante función en la compañía”.

    Los premiados en las otras categorías son: Premio a la calidad y seguridad alimentaria: Las ganaderías Jaimerena, en Navarra (producción inferior a 2.000 litros diarios) y El Colmenar, en Toledo (producción superior a 2.000 litros) han obtenido la mejor calificación en calidad de leche y en medidas de seguridad alimentaria.

    Premio al medio ambiente, medidas para reducir el impacto de las granjas: Las ganaderías Nonaya, de Salas (producción inferior a 2.000 litros diarios) y la de El Llano
de Tinajeros, en Albacete (producción superior a 2.000 litros diarios) han sido reconocidas por implementar proyectos que reducen el impacto medio ambiental en sus granjas.
    La primera ha sido galardonada por el ahorro energético y menor huella de CO2 que consigue gracias a un acumulador de calor con caldera de gasoil y a la sustitución de dos tanques de leche por uno. Por su parte, el jurado ha reconocido a la explotación de El Llano de Tinajeros por la separación de los purines líquidos para la extracción de áridos y venta de los sólidos para cultivos ecológicos.

    Premio a la competitividad sostenible: Las ganaderías Sinde, en Santiago de Compostela, y Can Ribas, en Girona, han sido premiadas por su competitividad sostenible dentro de las categorías de producción inferior y superior a 2.000 litros diarios respectivamente. Danone reconoce a la ganadería de Sinde por su afán de mejora e innovación en los procesos diarios de gestión y las inversiones realizadas, y a Can Ribas por participar proactivamente como granja piloto en los programas de gestión y eficacia.