Unións Agrarias (UU.AA.) ha anunciado su intención de promover una Iniciativa Legislativa Popular en el Parlamento gallego para instar a la Xunta a que “habilite ayudas directas” por hectárea para los productores afectados por los daños a las heladas en sus viñedos y producciones.

En una rueda de prensa, el secretario general de Unións Agrarias, Roberto García, ha lamentado la “falta de soluciones” por parte de la consellería de Medio Rural ante los graves daños en los viñedos causados por el frío.

15 millones de kilos de uva y unas pérdidas de 16 millones de euros por culpa de las heladas

García ha anunciado el inicio de una campaña de recogida de firmas “ante la falta de soluciones y de diálogo por parte de los responsables de Medio Rural” para los afectados para reunir las firmas necesarias (2.500) y poder presentar la propuesta “a mediados de julio”.

Esta central sindical eleva las pérdidas ocasionadas el pasado mes de abril en las cuatro denominaciones de origen vitivinícolas de la provincia de Ourense (Ribeiro, Monterrei, Ribeira Sacra -compartida con Lugo- y Valdeorras) por las heladas en unos 15 millones de kilos de uva y unas pérdidas de 16 millones de euros, cifras “similares” a las recogidas por los consejos reguladores, que cifraron las pérdidas en 13 millones de kilos y de euros.

Ante lo que ha calificado de “un engaño” de Medio Rural, UU.AA. ha reiterado su petición de “ayudas directas” para los afectados, que pasan por el pago de 7.000 euros por hectárea de terreno dañada, “al igual que se hizo el año pasado” con los productores de la Ribeira Sacra y se ha hecho recientemente en La Rioja, ha apuntado García, tras el “cúmulo de despropósitos” por parte de la Xunta en esta materia.

Ha asegurado que desde que solicitaron “por escrito” una reunión con responsables de Medio Rural el pasado 2 de mayo, las organizaciones no han recibido a día de hoy “ningún tipo de respuesta” por parte del departamento que dirige, Ángeles Vázquez y, “lo que es más grave, no sólo no ha cumplido su compromiso sino que no tiene previsto recibirnos”.

Asimismo, ha defendido la legalidad de las ayudas directas por parte de la Xunta, organismo competente, sin necesidad de que estas zonas sean declaradas zonas de emergencia, ha apostillado.

Duras críticas a las ayudas propuestas por la Xunta, que consiederan un “insulto”

Esta central pide en la ILP ayudas directas para viticultores al igual que las concedidas a la Ribeira Sacra así como una bonificación del 99 por ciento en las cuotas satisfechas a la Seguridad Social, rebajas en el IRPF junto con la líneas de crédito a interés cero y declaración de zona de emergencia.

Respecto a las medidas puestas en marcha hasta ahora por la Consellería, ha señalado que el aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social hasta el próximo año no soluciona el problema ya que los viticultores se encontrarán el mismo problema “el próximo año”, al no tener ingresos.

Lo mismo ha dicho de las líneas de crédito habilitadas “cuando no van a tener ingresos”, sumado a otro “insulto” que es, “la exclusión” de los viticultores de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

Sobre la petición de ayudas, el secretario general ha advertido que lo se está reclamando “no son ayudas por kilo de uva sino por daños por hectárea” y ha pedido a la Xunta que deje de “mirar para otro” y ayude a los viticultores.

Finalmente, ha avanzado el inicio de otro tipo de medidas en caso de que no se dé una solución a los viticultores ante los “graves daños” registrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here