Una lata de alubias envasadas en mal estado causó el botulismo a los bomberos enfermos

0
560

Un tarro de judías blancas cocidas que consumieron el pasado día 27 dos bomberos de Palafrugell (Girona) causó la intoxicación que sufren por botulismo, según confirmó la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) y la Agencia de Salud Pública de Cataluña.

Los dos bomberos, que se encuentran ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Josep Trueta de Girona en estado grave pero estable, compartieron la comida, que consistió en una ensalada casera a base de tomate, cebolla, migas de bacalao, pimiento rojo fresco y alubias blancas en conservas, y postres, con sus compañeros del parque de Palafrugell, pero, al parecer, sólo uno de los tarros estaba contaminado con la toxina botulínica.

Los dos bomberos intoxicados fueron los únicos que comieron de la ensalada que no contenía salsa de calçots, por lo que ese producto fue directamente descartado, dejando las migas de bacalao y las judías blancas como únicos alimentos sospechosos.

El Centro Nacional de Alimentación de Majadahonda (CNA) -donde se enviaron las muestras de restos de estos envases- confirmó que la toxina ha sido detectada en un bote de judías blancas cocidas, un envase de vidrio de 400 gramos de la marca Bonpreu, con código L-146-16 envasado por Hermanos Cuevas, SA (Logroño) para Bonpreu SAU y con fecha de consumo preferente 31/12/2021.

en toda españa el lote de estas alubias fue distribuido por ifa, que ya ha anunciado su retirada

Pese a haberse detectado el lote infectado, el secretario de Salud Pública de Cataluña, Joan Guix, recomendó que mientras no se tenga la confirmación de los lotes que puedan estar involucrados en la aparición de la toxina no se deben consumir judías cocidas de los siguientes ocho lotes: L-146-16, L-155 -16, L-166-16, L-160-16, L-127-16, L-120-16, L-082-16, L-116-16.

En Cataluña, estos productos pueden haber sido distribuidos por Bon Preu (marca Bonpreu y IFA eliges), Condis (marca Condis) y Aldi (marca El cultivador), mientras que en el resto de España han sido distribuidos por IFA, grupo de distribución que agrupa a más de 5.000 establecimientos, y que aseguró que sus asociados ya han retirado en tienda y bloqueado en sus almacenes los lotes de alubia blanca cocida en los que se ha confirmado la presencia de la toxina botulínica.

Guix aconsejó a las personas que tengan en su casa algún envase de estos lotes que se abstengan de consumirlos preventivamente hasta que concluya la investigación del caso o que los devuelvan a los supermercados, así como, en caso de cualquier duda, ponerse en contacto con el teléfono 061 CatSalut Responde.

Joan Guix explicó que, dado que el envasado de estos lotes ha tenido lugar en La Rioja, serán sus autoridades sanitarias las que deberán determinar finalmente las causas de este caso.

La empresa riojana Hermanos Cuevas cree que un error humano pudo introducir en el canal de venta una partida contaminada

Con todo, según explicó en rueda prensa el secretario de Salud Pública, el Departamento de Salud ha abierto una diligencia informativa al respecto y ha reforzado los mecanismos de vigilancia epidemiológica en Cataluña.

La empresa riojana Hermanos Cuevas informó ayer de que cree que, según sus conclusiones provisionales, un error humano pudo introducir en el canal de venta, de forma accidental, una partida de botes de cristal de alubias blancas cocidas que estaba aislada y en la que se ha confirmado la presencia de toxina botulínica.

Un portavoz de Hermanos Cuevas explicó a Efe que fue la propia empresa, de forma interna, quien detectó el pasado 20 de mayo una anomalía de calidad en una partida antes de salir al mercado, por lo que fue apartada del canal de distribución y fue convenientemente aislada y precintada.

“Investigamos las circunstancias por las que algunas de las unidades aisladas en la empresa fueron reincorporadas accidentalmente al canal de venta y los datos provisionales indican que pudo deberse a un error humano en el control del producto”, aseguró el portavoz de Hermanos Cuevas.

El bacalao desmigado desalado envasado en bandejas por la empresa catalana Copesco Sefrisa con la marca Royal, que también se retiró preventivamente de la venta, fue exonerado de contener cualquier anomalía, volvió a ser comercializado ayer y se puede consumir sin problemas.

El botulismo es una enfermedad grave producida por la bacteria Clostridium botulinum y la vía de intoxicación más común es la alimentaria, a través de productos mal preparados o conservados de manera inapropiada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here