Una quema de rastrojos provoca un incendio en Girona que quema 400 hectáreas

0
24

   También ha precisado que no le consta que el fuego haya quemado alguna vivienda de esta población, en la que viven unas 900 personas.

    Entre tanto, la Generalitat ha instalado el centro de mando en el Ayuntamiento de Vall-Llobrega, mientras que Cruz Roja ha montado un albergue provisional en el Pabellón de Palamós (Girona) para atender a las personas desalojadas y, por el momento, ha habilitado 75 camas y un centenar de mantas.

    El incendio, visible desde poblaciones costeras de esa provincia, afecta a una zona forestal situada al sur de Sant Mateu de Vall-Llobrega, y la tramontana condiciona la evolución del incendio.

El incendio está "estancado" pero no "controlado"

    Por su parte, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha asegurado que el incendio parece "razonablemente estancado", aunque no está "controlado".

   El conseller ha especificado que los 350 vecinos evacuados son de los municipios de Vall-Llobrega, Calonge y Palamós, principalmente de urbanizaciones y masías, y que la mayoría de las viviendas son de residencia habitual.

   No obstante, ha dejado claro que no ha habido daños personales ni viviendas quemadas por el fuego, y ha comentado que se ha habilitado un polideportivo en Palamós para acoger a los desalojados.

   El conseller ha añadido que la C-31, cortada desde las 15:30 horas en ambos sentidos a la altura de Palamós (Girona), ya está de nuevo abierta al tráfico. En cuanto a las causas del fuego, ha recordado que los agentes rurales indagan sobre su origen.