En el marco de las líneas estratégicas de la federación como son la formación y el impulso a la participación de las socias en los órganos de decisión de las cooperativas, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía acaba de completar un curso de profesionalización de consejos rectores dirigido exclusivamente a mujeres cooperativistas. Esta acción formativa responde, además, a un convenio suscrito entre Cooperativas Agro-alimentarias de España y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En total, unas veinte agricultoras y ganaderas, todas ellas socias y mujeres cooperativistas han participado en el curso, el cual comenzó el pasado 27 de septiembre y concluyó el viernes 25 de octubre, tras cuatro sesiones intensivas que se han desarrollado en la sede de la Escuela Andaluza de Economía Social, de Osuna (Sevilla).

A lo largo de la formación, las participantes han abordado materias como el régimen económico y el marco jurídico del modelo cooperativo, la importancia de la estrategia de marketing y la comunicación, al tiempo que se le han trasladado técnicas y herramientas para mejorar sus habilidades directivas y su capacidad de liderazgo. Para ello, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha contado con profesionales del mundo de la universidad y la empresa, especializados en las distintas materias y con una dilatada experiencia profesional y educativa.

La formación de consejos rectores, dirigida a mujeres, forma parte de un plan de profesionalización de los órganos de decisión de las cooperativas, más amplio, con el que se pretende mejorar los conocimientos, habilidades y competencias de todas y todos sus miembros, incrementando con ello la competitividad de las empresas del sector.

Cabe recordar que uno de los grandes logros alcanzados por Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía en los últimos años ha sido el concienciar a sus entidades asociadas de la necesidad de promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los estratos de la cooperativa, desde la participación de socios y socias (esto es, agricultores y agricultoras, ganaderos y ganaderas) hasta la incorporación de mujeres en los consejos rectores, pasando por la conformación de plantillas equilibradas y la implementación de planes de igualdad para garantizar la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here