Un oso atacó el pasado 8 de septiembre a un rebaño de 2.500 ovejas en la boca sur del túnel de Viella y hasta 150 de ellas fallecieron despeñadas a causa de las heridas sufridas, según ha informado este jueves 14 el mismo Conselh Generau d’Aran. Los agentes rurales encontraron excrementos de oso cerca del rebaño, por lo que dan por segura la hipótesis de que el ataque fue de un oso.

Según señala el Conselh Generau d’Aran, el pasado día 8 de septiembre el pastor que custodia el rebaño de ovejas que pasta en la boca sur del túnel de Vielha, en el Valle de Aran, observó un desprendimiento masivo de ovejas en los acantilados boscosos que rodean este valle.

De un rebaño de unas 2.500 ovejas, de dos propietarios diferentes provenientes de la Ribagorza y el Pla de Lleida, había un grupo de unas 700 que estaban separadas del grupo principal en una zona muy abrupta, que son las que sufrieron el accidente al caer despeñadas al huir del oso.

Durante el peritaje de los daños, los Agentes de Medio Ambiente del Conselh Generau d’Aran, se ha localizado numerosos excrementos de oso en la zona del desprendimiento, por lo que se han tramitado los correspondientes expedientes indemnizatorios, a fin de complementar el valor que cobrarán los ganaderos por parte de los seguros.

Cabe recordar, que en junio, otro rebaño, en este caso francés, sufrió un ataque de oso en el que murieron 169 ovejas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here