Unas 153 hectáreas repartidas por toda la región favorecen la producción de la trufa en La Rioja

0
224

     Entre las actividades programadas, se incluyeron la ruta guiada por el Cañón del Río Leza y la localidad serrana, el mercado de productos de la Reserva de la Biosfera y artesano o la demostración de búsqueda de trufa con jabalí.

      En esta edición también se reformó el apartado gastronómico y junto a las degustaciones y al taller de cocina, los vecinos y visitantes pudieron disfrutar de un show cooking junto a los cocineros logroñeses que integran el ‘Cooking Team’.

Una Feria para la divulgación pero tambien para resaltar su valor económico


      Esta Feria se propuso, desde sus inicios, compaginar la divulgación de las cualidades medioambientales y posibilidades económicas que tiene el cultivo de la trufa, con el aspecto lúdico y turístico que ofrece este municipio riojano y su entorno dentro de la Reserva de la Biosfera.

     El Gobierno regional, en una nota, subrayó que apostó hace años por introducir el cultivo de la trufa en la sierra riojana como alternativa a la agricultura tradicional y como medio para contribuir al desarrollo rural sostenible.

     En este contexto, se incluyen iniciativas como esta Feria de Soto, que permiten poner en valor el potencial de este producto.

     La Feria ha comenzó esta sábado con un curso intensivo de ‘Adiestramiento en la búsqueda de trufa para perros’, al que siguieron una marcha senderista guiada por la ruta del Cañón del Leza. En esta edición, el subdirector general de Silvicultura y Montes del Ministerio de Agricultura, Luis Fernando Benito, pronunció la conferencia técnica ‘Apuntes de ecología y biología de la trufa de verano’.
  
      Las jornadas se completaron con un taller de cocina, impartido por el profesor de cocina Borja Adán con productos de la Reserva de la Biosfera de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama y trufa negra de verano, a cargo del chef y profesor de cocina, Borja Adán.

(Foto: Archivo www.escapadarural.com)