Unas 400 personas piden en Toledo soluciones al regadío de La Sagra-Torrijos

0
10

EFE.- En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Comunidad de Regantes de La Sagra-Torrijos, Jaime Cid, ha calificado de “inasumibles” los costes que tienen que pagar los agricultores por el mantenimiento de estas infraestructuras para el regadío, y que, según las estimaciones realizadas por la comunidad de regantes, elevan a unos 1.100 euros por hectárea el gasto que supondría regar en aquella zona.

Este gasto se desglosa en 300 euros de la Confederación, 600 euros que se pagaron de coste eléctrico, 200 euros más de mantenimiento de la red secundaria y, además, el coste de la comunidad de regantes, que en la actualidad no supone ninguno tal y como ha indicado Cid.

Además, ha explicado que la zona regable de La Sagra-Torrijos, declarada de Interés Nacional en 1979, incluye como regables más de 28.000 hectáreas, de las que sólo se han declarado como tal 4.000 y de las que 700 son las que realmente se riegan, debido a los elevados costes del regadío y a que les sale más rentable mantener los cultivos de secano que plantar otros de regadío, con cuya producción no cubrirían ni los costes.

Esta situación afecta, según Cid, a unos 1.000 agricultores, que ha denunciado que se ven forzados a tomar esta iniciativa ante los “infructuosos intentos”de discutir con las autoridades competentes vías de salida a una situación de la que en absoluto son responsables los agricultores”.

En cambio, ha asegurado que la actual situación se debe a “los errores de planificación de las administraciones hidráulicas”.

La manifestación, convocada por la Unión de Uniones de Castilla-La Mancha es la primera de las previstas también para los días 14, 21 y 28 de marzo.