UNCCUE destaca el compromiso de las cooperativas con los derechos del consumidor

0
9

       El destacado dinamismo de la economía social y solidaria “consagra así otra manera de hacer empresa, en línea con el deseo de los consumidores de llegar a un sistema económico y social más justo, más eficiente y más sostenible”, en palabras de Ana Isabel Ceballo Sierra, presidenta de UNCCUE.

      UNCCUE y sus cooperativas integradas, especialmente las dedicadas a la distribución alimentaria, adhieren a la campaña global desarrollada este año por Consumers International, y que pide a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que desarrolle un tratado global para apoyar los derechos de los consumidores a una alimentación saludable. Comparten esta preocupación sobre la calidad, la trazabilidad, el etiquetado y la comercialización de los alimentos, tanto por sus consecuencias sanitarias que sociales.

     Según Ursula López Moreira, presidenta de la cooperativa madrileña “Besana”, “desde nuestro proyecto cooperativo trabajamos cada día por una alimentación saludable y una economía social y solidaria, sin ánimo de lucro, anclada precisamente en l@s consumidor@s, que se convierten en el sostén del proyecto. Pero no cualquier consumidor/a, si no un/a consumidor/a consciente de las decisiones que toma, que decide participar en un proyecto que apoya un modelo económico y de trabajo diferente, arraigado en lo local y en el respeto al medio ambiente, los animales y las personas, o lo que es lo mismo: de Economía Social.”

      “Más del 60% de la energía consumida por habitante en España procede de alimentos cargados de azúcar, sal y conservantes, a costa de reducir los alimentos naturales, locales y de temporada” nos recuerda por su parte Pilar Galindo, presidenta de la cooperativa de consumo agroecológico “La Garbancita Ecológica” de Madrid, y por eso considera que “l@s consumidor@s responsables precisamos construir, en responsabilidad compartida con l@s agricultor@s ecológic@s, una distribución de cercanía que preserve la vitalidad de los alimentos frescos y garantice precios suficientes para l@s agricultor@s y asequibles a l@s consumidor@s”.

ASEDAS recuerda el cambio de etiquetado en alérgenos

      Por su parte, ASEDAS, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados que representa al 65,2% de la superficie comercial de alimentación de nuestro país, recuerda a los consumidores que, también con motivo del Día Internacional de los Derechos del Consumidor, tal y como establece el Real Decreto 126/2015, pueden encontrar en sus establecimientos información detallada sobre alérgenos y nutricional, muy demandada por los consumidores.

      La adaptación a la nueva norma ha supuesto, para los supermercados asociados a ASEDAS, un gran esfuerzo para la modificación de sus procesos, así como la puesta en marcha de cursos de formación para sus empleados de cara a ofrecer una información de calidad a sus clientes.

     Este Real Decreto, aprobado el pasado día 4, surge tras la entrada en vigor del Reglamento Europeo de Información al Consumidor, con el que el consumidor pasa a ser el “eje central” de la información alimentaria. Con esta normativa, los supermercados que sirvan alimentos frescos no envasados y envasados en tienda tienen la obligación de informar al consumidor sobre los ingredientes de dichos productos que puedan provocar alergias o intolerancias alimentarias.