Unioliva, la segunda cooperativa de aceite española, ha impuesto un ‘corralito’ ante la imposibilidad de poder hacer frente a los pagos comprometidos con unos 2.000 inversores. La firma, que está integrada en Dcoop, estaba ofreciendo intereses del 4,75%, a través de su sección de crédito, por depósitos a plazo fijo cuando la media de las entidades financieras a doce meses apenas llega al 0,2%, según recoge Javier Romera en eleconomista.es.

La crisis estalló el pasado mes de agosto, cuando en un escueto comunicado la compañía anunció que, como medida cautelar, había acordado suspender temporalmente de sus funciones al presidente, José Consuegra, “debido a determinadas actitudes contrarias al proceder del consejo rector”.

UNIOLIVA CORRALITO 2A partir de entonces, cientos de depositantes se han ido dirigiendo a Unioliva para exigir la devolución de sus ahorros ante el temor a perderlos, lo que ha provocado que ésta sea incapaz de afrontar los pagos.

Aunque la cooperativa declinó atender las llamadas del periódico económico, el presidente de Dcoop, Antonio Luque, quiso marcar distancias explicando que se trata “sólo de un socio” y que sus problemas, que se limitan a la sección de crédito, no tienen nada que ver con la operativa diaria ni a la venta de aceite. “Esto es como si de un día para otro todos los depositantes de un banco exigieran su dinero, la situación sería similar. Pero eso no quiere decir que las secciones de crédito de las cooperativas no funcionen”, asegura Luque.

Distintos socios de Unioliva consultados por elEconomista admiten su temor a la pérdida de sus ahorros, “porque el dinero se ha destinado a inversiones productivas” y señalan, en esta misma línea, que se están planteando la venta de la aceituna a otras cooperativas de la provincia de Jaén, lo que podría provocar aún mayores problemas financieros.

Según los datos adelantados por el Ideal de Úbeda, Unioliva tiene un agujero en su sección de crédito de 31 millones

“Durante años han estado ofreciendo créditos muy baratos y pagando a la vez intereses muy altos por los depósitos. Es algo que se veía venir”, explica uno de los afectados, que prefiere permanecer en el anonimato.

Según los datos adelantados por el Ideal de Úbeda, Unioliva tiene un agujero en su sección de crédito de 31 millones de euros, pero a esa cifra hay que sumar además deudas pendientes de cobro de 10 millones en la sección de suministros -ofrecían gasoil y fitosanitarios a precios muy bajos- y al menos otros cinco millones más en Coperunión, la división que comercializa el aceite.

Al igual que la cooperativa, su expresidente, José Consuegra, declinó también atender las llamadas de este periódico. No obstante, fuentes próximas al directivo insistieron en que no ha cometido ninguna irregularidad y que “el dinero está en el banco”.

El equipo gestor de la cooperativa Unioliva está estudiando distintas opciones para salvar la empresa y poder hacer frente a las deudas, negociando en este sentido con distintas entidades financieras. Parte de estos planes fueron presentados el pasado martes en una asamblea con más de 1.000 cooperativistas, aunque sin conseguir la aprobación, por ahora, de ninguna medida al respecto.

(Más información: http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/consumo/noticias/7902942/10/16/La-segunda-mayor-cooperativa-de-aceite-impone-un-corralito-a-2000-inversores.html)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here