Unos 70 agricultores exigen en Valdepeñas la regularización de pozos

0
5

EFE.- La concentración se enmarca en los actos de protesta que la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) está realizando desde el mes de febrero en distintos municipios del Alto Guadiana, bajo el lema "Agua de donde sobra a donde falta. ¿La nuestra dónde está?", ha explicado el secretario regional de la organización, Julián Morcillo.



El dirigente agrario ha calificado de "justa" la reivindicación, después de haber "luchado" por conseguir un Plan Especial para el Alto Guadiana que legalizara los sondeos que se hicieron a mediados de la década de los 90 por la sequía y que contemplaba la cesión de hasta 40 hectómetros cúbicos por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.



Aunque se resolvieron cerca de 3.750 expedientes de pozos de explotaciones de cultivos leñosos, aún quedan pendientes de resolver 2.500 expedientes de agricultores profesionales que esperan desde 2008 la legalización de sus sondeos, entre ellos 140 de Valdepeñas, ha subrayado Morcillo.



El secretario regional de UPA ha lamentado que, pese a las promesas del Ejecutivo regional de resolver este problema, "estamos viendo como con agua de esta tierra se está solucionando el problema de regantes de otras cuencas hidrográficas", en alusión a Valencia que "se va a asegurar hasta 530 hectómetros cúbicos del agua del Júcar, o Murcia, con 630 hectómetros cúbicos del trasvase Tajo-Segura".



En estas comunidades se van a legalizar 70.000 hectáreas de regadío, mientras que en Castilla-La Mancha no se complementan los 27 hectómetros cúbicos necesarios para los agricultores de la región, ha manifestado Morcillo, que considera que el Plan Hidrológico Nacional es una de las últimas posibilidades para solucionar este problema, del que ha dicho "requiere una decisión política que hay que adoptar ahora".



Morcillo ha dejado claro que no van a aceptar la propuesta de la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, para quien el problema a los expedientes podría solucionarse mediante la compraventa de derechos de agua entre particulares, ya que "los viticultores de esta tierra no pueden comprarlos y, además, van a tener que competir con agricultores y regantes que van a tener el agua gratis".



El agua y el viñedo van asociados, y en municipios agrarios como son la mayoría de los de La Mancha, "agua es sinónimo de riqueza", ha subrayado Morcillo, que también se ha referido a las más de 1.150 sanciones que los agricultores recibieron de la Confederación durante 2013 y cuyas cuantías se han incrementado al pasar las leves de un máximo de 6.000 a 10.000 euros y las menos graves de 30.000 a 50.000 euros.



A la concentración se ha sumado el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, a quien el responsable regional de UPA ha entregado un texto en el que se exige la regularización de los pozos para que, a modo de moción, se presente y apruebe en el pleno.