UPA-Andalucía celebra la aprobación de la Ley del Olivar al contemplar herramientas útiles para impulsar al conjunto del sector olivarero

0
4

UPA Andalucia.- UPA-Andalucía ha celebrado hoy la aprobación de la Ley del Olivar de Andalucía, una oportunidad para impulsar al conjunto del sector olivarero, actualmente aquejado por una profunda crisis de precios en origen, tanto en el aceite de oliva como en la aceituna de mesa.

“Desde UPA-Andalucía siempre hemos defendido la puesta en marcha de la Ley del Olivar puesto que puede convertirse en un poderoso instrumento para afrontar los problemas de los productores de olivar andaluces”, ha afirmado el Secretario General de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, presente en el Parlamento andaluz esta tarde. Asimismo, Agustín Rodríguez ha destacado la inclusión en la normativa de distintas propuestas que UPA-Andalucía ha venido planteando durante los dos años que ha durado el trámite de la ley hasta llegar a su aprobación definitiva en el día de hoy. Precisamente, UPA-Andalucía fue la ponente del dictamen presentado por el CES de Andalucía referente a la Ley del Olivar.

“Esta ley está justificada por la importancia económica del olivar en Andalucía, donde el sector olivarero representa el 24% de la producción agraria andaluza, siendo el primero en generación de empleo, con el 32% de la mano de obra agraria”, ha asegurado Agustín Rodríguez, quien ha instado a las Administraciones a hacer un esfuerzo para la puesta en marcha inmediata de las medidas que se recogen en esta nueva normativa, de modo que “puedan cumplirse los objetivos de esta ley, teniendo en cuenta que el sector olivarero afecta directamente a la economía de más de 300 municipios andaluces, donde viven más de 250.000 familias”. De este modo, UPA-Andalucía recuerda que los incentivos recogidos en la ley están orientados en conseguir una máxima eficacia económica y social.

Una de las propuestas de UPA-Andalucía ha sido el fomento de la concentración de la oferta como herramienta útil para controlar la fuerte crisis de precios actual. De este modo, con mecanismos como este, los olivareros pueden hacer frente a los desequilibrios de la cadena alimentaria, donde ocupan el último eslabón de la misma. En este sentido, UPA-Andalucía ha conseguido que se admita en el artículo 37 del texto definitivo la inclusión de todo tipo de empresas, y no solo cooperativas, a la hora de fomentar la concentración de la oferta.

Asimismo, UPA-Andalucía siempre ha defendido que los productos que ofrece el olivar andaluz deben ser puestos en valor puesto que se dan en cantidad y en calidad, además de significar un sector estratégico para la economía y la cohesión social y territorial de nuestra región. En este sentido, el reforzamiento de la promoción es indispensable.

Por otra parte, otra de las inclusiones definitivas ha sido el aprovechamiento de la biomasa, con los restos de poda del olivar para su uso con fines energéticos. Esta iniciativa, que cuenta con una producción actual de dos millones y medio de toneladas, pretende acercar la innovación y las energías renovables al sector olivarero.