UPA-Andalucía prevé una producción de arroz de muy alta calidad en una campaña que comienza con retraso y con 36.600 hectáreas sembradas

0
5

UPA.- UPA-Andalucía prevé que este año se produzca un arroz de muy alta calidad en la campaña que comienza con cierto retraso debido a las últimas precipitaciones registradas en las marismas del Guadalquivir y con una siembra de 36.600 hectáreas, de las que el 80% será de la variedad índica o largo y el 20% restante del tipo japónica o redondo. Una vez más, Sevilla se convertirá en la principal provincia productora de arroz de España y la segunda de Europa, con un producto de excelente calidad gracias al uso de métodos y prácticas de cultivo que aprovechan al máximo los recursos y mecanismos de producción naturales y garantizan una agricultura sostenible, que hace compatibles la protección al medio ambiente y el mantenimiento de las explotaciones agrícolas, con todo el beneficio socio-económico que ello conlleva.

No obstante, UPA-Andalucía solicita a la Consejería y al Ministerio de Agricultura sensibilidad a la hora de autorizar, excepcionalmente como ocurrió el año pasado, materias activas para luchar contra las plagas del pulgón y las malas hierbas, que pueden ser devastadoras en el cultivo y reducir la producción de arroz en más de un 20%, lo que equivaldría a pérdidas valoradas en unos 9 millones de euros. Ya el pasado año, UPA-Andalucía consiguió que el Comité Sanitario de los Ministerios de Sanidad y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aprobase la autorización excepcional de las materias activas Imidaclopid, Triciclazol y propanil. Para esta campaña, y según las últimas notificaciones del Ministerio, el Propanil queda desautorizado por completo en todo el territorio nacional, una medida que genera problemas a la hora de controlar las malas hierbas, que compiten por nutrientes y acaban invadiendo el cultivo, impidiendo su normal desarrollo y disminuyendo la producción.

Las autorizaciones excepcionales de la campaña 2012 de las materias activas Triciclazol, Propanil e Imidacloprid controlaron de forma eficaz la Pyricularia, malas hierbas y las plagas de pulgones respectivamente, que afectan considerablemente a este cultivo. Gracias a estas autorizaciones, a la buena calidad del agua así como al Ministerio por permitir productos para combatir las plagas, se obtuvieron unas excelentes producciones. UPA-Andalucía recuerda que estas materias ya han demostrado su efectividad y su respeto por el medio ambiente y la mejora, tanto para las producciones, como para el impulso económico que genera el sector arrocero, que en momentos de crisis aún es capaz de generar 480.000 jornales directos en la provincia de Sevilla.

Por último, UPA-Andalucía confirma que, gracias a las precipitaciones registradas este año hidrológico, el agua no será un problema para esta campaña, ya que los embalses de la cuenca del Guadalquivir se encuentran al 90% de su capacidad. Lo que por un lado nos retrasó el comienzo de campaña, por otro nos asegura que el agua será de calidad.