UPA CLM advierte que el Plan del Guadiana perjudica la gestión y uso del agua

0
4

   En este sentido, Morcillo ha asegurado que la nueva propuesta del Gobierno "entierra" definitivamente el PEAG contemplado en el Plan Hidrológico Nacional de 2001, a través del cual se estaban consiguiendo algunos avances como la compra de derechos, la regularización de leñosos o la construcción de la Tubería Manchega.

    Morcillo ha enumerado, además, algunas de las razones por las cuales su organización agraria a nivel nacional se ha mostrado contraria a la aplicación de este Plan Hidrológico y por la que votó en contra en el Consejo Nacional del Agua.

    A UPA, según Morcillo, "nos preocupa mucho lo que vaya a ocurrir con los expedientes de regularización de pozos, sobre todo porque son más de 2.000 profesionales los que esperan respuesta".

    Se ha mostrado igualmente preocupado con lo que ha denominado "mercadeo del agua", que esta organización estima no es la solución, al permitir la compraventa de derechos de agua entre particulares.

    En cuanto a las preferencias en los usos del agua, ha reseñado que la nueva propuesta establece un orden diferente al que se estimaba hasta la fecha, puesto que desde el año 1985 lo habitual era que el segundo uso de las aguas de la cuenca fuera para usos agrícolas, después del abastecimiento a la población.

    Con la modificación del Plan se abre la puerta no solo a usos industriales para empresas dedicadas a la producción de energía eléctrica sino también a que en la zona concreta del Alto Guadiana se contemple el uso de las aguas para industrias extractivas.

    "Mucho nos tenemos que esta situación esté pensada para atender de forma preferente algunos proyectos como puedan ser la extracción de gas del subsuelo", práctica muy agresiva para el medio ambiente y que podría conllevar consecuencias muy negativas para los acuíferos, ha avanzado.

    De hecho, ha confirmado que la dirección general de Industria, Energía y Minas ya tiene aprobados tres permisos de investigación para la extracción de hidrocarburos para la empresa Oil and Gas Capital en la zona del Alto Guadiana, en los términos municipales de algunas localidades de las provincias de Albacete y de Ciudad Real.