UPA estudia movilizaciones contra el reparto en España de ayudas de la PAC

0
7

EFE.- UPA ha criticado, en un comunicado, que la negociación nacional para la aplicación de la PAC es "injusta e ilógica", pues a su juicio, "España está perdiendo una oportunidad histórica para diseñar una PAC que funcione de verdad".

La organización agraria ha señalado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las autonomías están "orquestando" un proceso de discusión "ignorando por completo al sector" y ha pedido estar presente en ella.

Ha añadido que si no se escuchan las demandas de los agricultores y ganaderos, convocará movilizaciones.

La reforma de la PAC, que regulará el campo europeo entre el 2015 y 2020 y que ha sido ratificada esta semana, deja un "gran margen de adaptación" a cada país, lo que según UPA debería aprovecharse para conseguir una política "justa y eficaz, en vez de un reparto de fondos entre territorios para que al final todo quede igual".

Entre los aspectos criticados por UPA, figura el techo de ayudas de 300.000 euros por receptor, lo que en la práctica "solo deja fuera del sistema a 320 beneficiarios".

Según la organización agraria, no hay intención de definir quién es el "agricultor o ganadero activo, el receptor legítimo de las ayudas" ni tampoco ve apoyo suficiente a las explotaciones familiares.

Ha añadido que el Gobierno "ha abandonado" la posibilidad de desarrollar una política agraria nacional y las "principales víctimas" serán el desarrollo rural y la modernización del sector.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha recordado la "buena disposición" de todo el sector desde que el pasado 26 de junio se cerrara un acuerdo sobre la PAC en la Unión Europea (UE).

Ramos ha añadido que el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, está "ignorando" y "despreciando" las "innumerables propuestas constructivas" remitidas por la organización agraria.

"Si hace falta salir a la calle, saldremos en las próximas semanas; la paciencia de los agricultores y ganaderos se está agotando, hay enfado e inquietud, y no sentimos que el Gobierno sea sensible a nuestras demandas", según Ramos.