UPA: Extremadura perderá 35,5 millones en ayudas en 2015 con la nueva PAC

0
10

EFE.- El secretario regional de UPA-UCE, Ignacio Huertas, ha informado hoy en una rueda de prensa de la propuesta de comarcalización de la nueva PAC que ha presentado Extremadura en las negociaciones entre el Ministerio y las CCAA, que servirá para la cuantificación de las subvenciones.

A la vista de este documento, que la organización agraria extremeña ha obtenido en otra comunidad autónoma, ha estimado una pérdida en 2015 de 7 millones euros en ayudas para el olivar, de 2,5 millones en el viñedo, de 5 millones en el tomate, de 4 millones en el arroz, de 5 millones en el tabaco y de 12 millones en la ganadería, 35,5 millones en total.

UPA-UCE ha sacado una media según la cual el olivar que recibía 254 euros/hectárea en 2013 pasaría a cobrar una ayuda de 217 euros -142 por el pago básico y 75 por el verde-; el viñedo variaría de 263 a 225, el tomate de 1.775 a 1.524, el arroz de 1.078 a 925, la ganadería de 150 a 129 y el tabaco de 3.774 a 3.241 euros/ha.

Si se va a la casuística concreta del plan de comarcalización, el regadío de las Vegas Altas y Bajas, por ejemplo, está situado en zonas distintas, con lo que el tomate o el arroz de las primeras parten de un estrato superior para cuantificar el pago básico.

A partir de ahí, se tiende a subvenciones más lineales con un mecanismo de convergencia que provocará una bajada en las ayudas para el 30 por ciento de los agricultores extremeños, precisamente los de las producciones que más empleo y negocio generan, según Huertas.

Además, según las estimaciones de UPA-UCE, la convergencia hacia arriba o hacia abajo con la media producirá un trasvase de ayudas en favor de las grandes explotaciones, ya que el sistema perjudicará a las que más producen, las profesionales y familiares, que por ello tienen ahora subvenciones más altas.

Huertas ha apuntado que el tabaco será uno de los sectores más dañados por el sistema de convergencia, al contar con ayudas más altas, ya que podría perder 20 millones sólo por este concepto en los próximos años.

Con este mecanismo nadie puede garantizar que no haya trasvase de dinero entre CCAA, ha precisado el dirigente agrario, aunque en la negociación se habrá buscado que haya el menor movimiento posible.

El secretario regional de UPA-UCE ha indicado que ante la pérdida de fondos para el regadío países como Alemania o Francia han establecido una ayuda adicional a las primeras hectáreas, lo que no se ha hecho en España.

En España no hay techo para las subvenciones y las ayudas bajarán un máximo de un 30 por ciento.

También ha reclamado una ayuda para las primeras cabezas, destinada a las explotaciones ganaderas familiares, a su juicio otro de los sectores perjudicados por la convergencia.

En su repaso a distintos cultivos, ha advertido de que en otros países sí se ha metido a la fruta en el pago básico y de que el olivar de secano es uno de los “grandes perdedores” por la falta de la ayuda acoplada.

El viñedo es uno de los sectores “límite” de la región, según Huertas, debido a la decisión de la destilación obligatoria y a que los productores de vino no han cobrado buena parte de la campaña anterior, por lo que ha pedido una línea de financiación para las cooperativas para que puedan pagarles.

El líder de UPA-UCE ha denunciado los precios ruinosos en la fruta de hueso y la desleal competencia del arroz de Camboya.