UPA rechaza también en la calle la propuesta de aplazar a septiembre la destilación del vino

0
7

      En total, un millar de agricultores según la organización, ha recorrido las calles de Toledo hasta las puertas de la Consejería de Agricultura para exigir una destilación de crisis, que podría contar con hasta 53 millones de euros de fondos públicos, según sus datos, y frenar esta destilación obligatoria, que incluso "les va a costar dinero a los agricultores".

     Esta manifestación se ha celebrado después de que este lunes el Ministerio hubiera accedido a no aplicar la destilación obligatoria de vino si en el mes de septiembre se comprueba que no hay problemas de mercado, una decisión que la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha calificado de "acertada y oportuna".

    Así lo ha expuesto Soriano tras la reunión que ha mantenido con el secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas, en la que el representante ministerial se ha comprometido con el Gobierno de Castilla-La Mancha a sólo aplicar la destilación para uso industrial o energético hasta un máximo de 4 millones de hectolitros si así lo exigen las condiciones de mercado.

     Si, por el contrario, en septiembre la buena marcha de las ventas y las previsiones de campaña indican que no habrá grandes excedentes de vino no se llevará a cabo dicha destilación, que acordaron hace unas semanas el Ministerio de Agricultura y el sector para regular los posibles excedentes de vino.

Soriano dice que se aplicará la destilacion cuando haya más datos

     La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha explicado que la decisión de aplicar o no la destilación obligatoria se tomará cuando se tengan los "datos exactos" de vino almacenado, pues ha comentado que en la actualidad "el ritmo de los mercados, ahora mismo es muy bueno".

     Soriano ha destacado que en "el volumen de ventas ha sido muy bueno", y en concreto se han incrementado "considerablemente las exportaciones" en el mes de mayo. Además, ha indicado que se prevé que las ventas sean "bastante superiores" en los próximos meses a lo que fueron las ventas de la campaña pasada.

      Por ello, ha subrayado que tras la reunión de ael Magrama, sólo se aplicará la destilación de crisis "si lo exigen las condiciones de mercado, si hay un gran volumen de excedentes y en función de las previsiones de la nueva vendimia".

     Con el aplazamiento de la decisión de la destilación obligatoria, "se ha conseguido atender las demandas de cooperativas y de bodegas de Castilla-La Mancha, que han informado del buen ritmo que ahora mismo hay en los mercados".

Piden 52 millones para abonar la destilación

      Por su parte,el PSOE de Castilla-La Mancha considera que hay margen en la ficha financiera para que el Gobierno destine 52 millones de euros a una destilación de crisis, de los que 24 serían para la comunidad autónoma castellanomanchega, que es la principal afectada por el excedente de vino en las bodegas.

       Así lo ha indicado la diputada regional del PSOE Blanca Fernández, que ha asegurado que se puede destinar un 15 % de la ficha financiera de apoyo al sector vitivinícola establecida por la UE, para hacer una destilación de crisis con apoyo económico.

     Si a ello se le añade que el Ministerio de Agricultura podría sumarle un 5% más, "estaríamos hablando de 52 millones de euros para toda España, de los cuales prácticamente la mitad serían para Castilla-La Mancha, que es donde reside fundamentalmente el problema", ha añadido.

     A preguntas de los medios, Fernández ha recordado que este momento hay 17 millones de hectolitros en stock en las bodegas de Castilla-La Mancha y que se prevé que la cosecha de este año ronde los 22 millones de hectolitros, lo que "va a provocar ineludiblemente que haya sobrante de vino".

(Foto: Héctor Martín www.eldigitalcastillalamancha.es)